ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Mayo 19, 2017
(512) 463-0300
RESUMEN SEMANAL

AUSTIN – Una medida para regular a nivel estatal las compañías de transporte a particulares –como Uber o Lyft—fue aprobada el miércoles en el Senado y enviada al Gobernador Greg Abbott para su firma . Los que apoyan la medida dicen que las distintas normas en cada ciudad crean confusión, en detrimento de consumidores y las empresas. “Regular estos servicios a nivel municipal será siempre un problema por el simple hecho de que la gente no vive, trabaja o usa su tiempo libre en solo una ciudad”, dijo el Senador Charles Schwertner de Georgetown. “El transporte, por su misma naturaleza, es una red regional que rutinariamente cruza límites municipales”. El senador es el promotor de la propuesta HB 100 de la cámara baja, que permitiría solo al estado regular la operación de estas compañías y sus conductores.

Conocidas oficialmente como compañías de redes de transporte (TNCs), estas empresas permiten a consumidores ordenar viajes mediante una aplicación en su teléfono, y a conductores utilizar sus propios vehículos para proveer transporte a cambio de una tarifa. La HB 100 reemplazaría toda ordenanza municipal que regule estas empresas. La medida incluye varias provisiones para garantizar la seguridad de clientes. Los conductores deberán ser sometidos anualmente a averiguación de antecedentes y control de delincuentes sexuales, y deberán portar seguro automotor. Las compañías deberán entregar recibos electrónicos y mantener su registro durante cinco años. El Gobernador Abbott ha indicado que está listo para firmar la medida, promulgándola en ley. Como recibió aprobación de dos terceras partes de ambas cámaras, la legislación entraría en vigor al momento de su firma.

El viernes, el Senado aprobó una propuesta de la Senadora Judith Zaffirini de Laredo que haría ilegal leer o mandar mensajes de texto o postear en redes sociales mientras se conduce un vehículo. Los conductores podrían detener el vehículo para usar mensajes de texto, pero si lo hacen mientras conducen enfrentarían una multa de $99 la primera vez, y $200 por cada reincidencia. La medida HB 62 permite usar el teléfono como GPS, para escuchar música o en alertas de emergencia. “He esperado diez años para hacer esta moción”, dijo Zaffirini a sus colegas antes de llevar la propuesta a su aprobación final. Ésta es la quinta sesión consecutiva que la senadora la propone. Los conductores distraídos, incluyendo aquellos que usan el teléfono para mensajes de texto mientras conducen, presentan un grave peligro en tráfico, causando más de 100,000 accidentes anuales solo en Texas.

El miércoles, el Comité Senatorial de Educación consideró anular los exámenes de alto riesgo para el quinto y octavo grado. Los actuales estándares de responsabilidad académica disponen que los estudiantes en esos grados tengan que aprobar los exámenes STAAR en Lectura y Matemáticas para poder pasar de grado. Según cifras del estado, alrededor de tres cuartas partes de los estudiantes aprueban estos exámenes, y amplias excepciones hacen que casi todo alumno que reprueba sea promovido de todos modos. La HB 515, promovida por el Senador Larry Taylor de Friendswood, presidente del Comité de Educación, haría los exámenes simples instrumentos para que maestros y administradores evalúen a los alumnos, como en todo otro grado. “No estamos cambiando el mundo. Estamos aliviando la carga en los niños, pero la escuela seguirá siendo responsable del progreso educativo en su establecimiento”.

El Comité Senatorial de Finanzas aprobó el jueves una medida de presupuesto suplementarios por $1.7 billón, para cubrir gastos inesperados incurridos desde que se aprobó el último presupuesto en el 2015. Esta medida es necesaria en cada sesión, porque los presupuestos se crean en base a la estimación de ingresos y gastos, que luego no resultan exactas. Entre otras cosas, la medida cubriría $750 millones por el costo estatal de Medicaid, y $160 millones para rubros de emergencia en los servicios de protección infantil. La medida fue enviada al pleno del Senado, y de aprobarse sería negociada en comité conferencia para conciliar diferencias con la versión de esta medida en la cámara baja.

El Senado vuelve a reunirse el domingo 21 de mayo a las 7 p.m.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###