ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Abril 21, 2017
(512) 463-0300
RESUMEN SEMANAL

AUSTIN – El Comité Senatorial de Educación examinó el martes propuestas para financiar las escuelas, considerando cambios radicales en la fórmula con que el estado distribuye fondos entre distritos, así como un programa que vencería este año y podría causar profundos recortes en cientos de distritos escolares.

El primer tema surge de la decisión de la Corte Suprema de Texas en mayo pasado. Un juicio por falta de equidad en el financiamiento a escuelas fue desestimado, pero el máximo juzgado advirtió a los legisladores sobre la necesidad de profundas reformas. La opinión, creada por el Juez Don Willett, dice que aunque técnicamente constitucional, el sistema de financiamiento a escuelas en Texas “merece reformas transformadoras, de arriba a abajo, que sean más que un parche sobre otro parche”.

Para el presidente del Comité Senatorial de Educación, Senador Larry Taylor de Friendswood, esto da a la legislatura la posibilidad de mejorar el sistema. “Hemos recibido una oportunidad de la Corte Suprema, con su decisión de que nuestro sistema es constitucional pero desmadrado”, dijo en la audiencia del martes. Taylor presentó una propuesta diseñada para simplificar y equilibrar la manera en que Texas financia la educación pública. La medida SB 2145 hace grandes cambios en la fórmula con que se determina cuánto recibe cada distrito. Esta propuesta borraría 49 secciones y subcapítulos de complicados cálculos y años de ajustes, reemplazándolo con una fórmula simple. Ésta empieza con una partida o asignación regular basada en el costo estimado de educar al estudiante promedio en Texas durante un año. A eso se suman otras 4 partidas que reciben las escuelas en base al número de estudiantes en riesgo de abandono, estudiantes con discapacidad y estudiantes bilingües, y programas de educación vocacional y técnica. La suma de estas partidas se multiplicaría por la tasa del impuesto a la propiedad cobrado por distritos escolares, y esto sumado al costo de transporte, daría el total de lo que un distrito recibiría al año. “La 2145 fija un nuevo comienzo para el financiamiento escolar, quitando ineficiencias y creando un sistema de financiamiento basado en costos actuales y que toma en cuenta el nivel de impuestos de los contribuyentes”, dijo Taylor.

A diferencia del actual sistema que depende del valor de las propiedades, lo que puede variar mucho de año en año, el nuevo sistema dependería del nivel de impuestos del distrito. Cada centavo del impuesto local de propiedades para distritos escolares representa un uno por ciento del financiamiento total; un distrito que grava a $1.05 recibirá cinco por ciento más que un distrito que grava a $1. Los distritos que pueden operar con menos fondos podrían reducir sus impuestos, y todo aumento de impuestos produciría una suba importante en los recursos de las escuelas del área.

También el martes el comité examinó otra propuesta que extendería una provisión creada por la Legislatura hace una década, en su último intento por reformar el financiamiento escolar. El programa intentó compensar a distritos por la pérdida de ingresos que representó el recorte de impuestos del 2006, el que redujo el impuesto de propiedades del estado en una tercera parte. En el 2011 la Legislatura fijó un vencimiento para el programa en septiembre de 2017, esperando que el crecimiento en el valor de propiedades fuera suficiente para recuperar ingresos por el recorte de impuestos. “Muchos distritos escolares lograron superarse, pero hay otros que siguen necesitándolo”, dijo la Senadora Lois Kolkhorst de Brenham. “El año arbitrario de 2017 para que venza… No estoy segura que fue científico, solo puso un techo y dijo que la mayoría de los distritos deberían superarlo para entonces”. Su medida SB 419 continuaría el programa hasta el año 2023.

Para algunos distritos los fondos significan más de una tercera parte de su presupuesto total. Sin ese dinero, dijo Kolkhorst, muchos distritos enfrentarían graves recortes en programas y personal. Pero con un costo de $400 millones solo en el próximo bienio --fondos que no fueron considerados en el presupuesto diseñado por el Senado--la medida permanece pendiente en comité y los legisladores seguirán considerando el tema.

El Senado vuelve a reunirse el lunes 24 de abril a las 2 p.m.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###