ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Abril 3, 2017
(512) 463-0300

Comité considera reforma a beneficios médicos de maestros jubilados

AUSTIN – Una propuesta para cambios radicales en TRS-Care, el sistema que provee atención médica a la mayoría de los maestros jubilados, fue considerado el lunes por el Comité Senatorial de Asuntos Estatales. El creciente costo de la atención médica hace insostenible el financiamiento del programa y el estado enfrenta difíciles opciones, dijo la autora de la medida y presidenta del comité, la Senadora Joan Huffman de Houston. El déficit en TRS-Care significa un gasto anual que el estado debe cubrir. Este año, el presupuesto diseñado por el Senado incluye $760 millones para cubrir la insolvencia del fondo en este próximo bienio, y se proyecta que la cifra llegará a los $2.2 billones en el 2021. “Como al momento parece no haber fin al creciente costo y problemas financieros de TRS-Care, debemos hallar una solución a largo plazo inmediatamente”, dijo la senadora. “Proveer financiamiento suplementario cada bienio para mantener a TRS-Care solvente ya no es viable ni fiscalmente responsable”.

TSN photo

El sistema de beneficios médicos para maestros jubilados en Texas recibiría grandes cambios bajo una medida de la Senadora Joan Huffman de Houston.

Según el testimonio de representantes de la agencia, TRS-Care sirve a más de 200,000 maestros jubilados en el estado, pero son los menores de 65 años los que más le cuestan al sistema. Eso se debe a que, una vez que la persona llega a los 65 años y tiene acceso a los beneficios federales de Medicare, el sistema estatal TRS solo paga del 10 a 20 por ciento del costo médico de la persona. Pero para los menores de 65, el estado cubre el costo total. En su testimonio ante el comité, el director ejecutivo de TRS Brian Guthrie señaló que los jubilados de menos de 65 años son alrededor del 30 por ciento de los beneficiarios de TRS-Care pero representan dos tercios del costo total. Aumentar las primas en los planes provocaría que más y más jubilados elijan el plan de cero-prima pero alto deducible que ofrece el programa, reduciendo aún más los ingresos por primas y llevando al programa a un descenso mortal”, dijo Guthrie.

La medida SB 788 de Huffman busca atacar el problema desde varios frentes. Primero, anularía el plan sin prima que TRS ofrece a sus miembros. En vez del actual sistema de tres niveles, TRS-Care estaría organizado en planes para menos y más de 65 años. Antes de los 65, los jubilados pagarían un alto deducible y verían sus primas aumentar durante ese período de cuatro años. Los jubilados con acceso a Medicare, pasarían al programa Medicare Advantage, usado hoy por el 60 por ciento de los jubilados mayores de 65 años. Guthrie dijo al comité que los mayores de 65 años no verían un cambio dramático en la cobertura que reciben hoy. Finalmente, el estado aumentaría su parte de pago al programa, de un 1 por ciento del salario de maestros activos al 1.25 por ciento. “Este es un aumento permanente al financiamiento de parte del estado, que ayudará a la solvencia a largo plazo y contribuirá $167 millones más en este bienio”, dijo Huffman. El estado también cubrirá el faltante que queda en este bienio.

Huffman reconoció que esta propuesta no es perfecta y que no hay soluciones fáciles al problema, especialmente con el presupuesto ajustado que enfrenta el estado en esta sesión. Dijo, sin embargo, que la otra opción es el total fracaso de TRS-Care. Sin cambios, dijo Huffman, el déficit anual total de TRS-Care sería cubierto por los jubilados mediante mayores primas, co-pagos y deducibles. Más y más jubilados elegirían el plan de Nivel 1 sin prima y alto deducible, reduciendo los ingresos de TRS hasta que no quede otra opción que cancelar el plan. “Así que queda claro que [esta medida] debe aprobarse para asegurar que nuestros jubilados de TRS sigan recibiendo sus beneficios de atención médica”, dijo. “Debido a que los jubilados tienen ingresos fijos y dependen totalmente de sus beneficios de salud, las partes interesadas deben aceptar los cambios que hacen a TRS-Care sostenible”. La medida fue aprobada en comité y va ahora a consideración del Senado.

El Senado vuelve a reunirse el martes 4 de abril a las 11 a.m.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###