ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Marzo 20, 2017
(512) 463-0300

Comité considera reducir costo de la licencia para portar armas

AUSTIN – Las personas que solicitan el permiso para portar armas (LTC) podrían pagar mucho menos de aprobarse una propuesta considerada el lunes por el Comité Senatorial de Asuntos Estatales. El costo actual de $140 para la licencia de portación oculta o a la vista en el estado es una de las más altas del país, dijo el autor de la medida Senador Robert Nichols de Jacksonville. “Este costo impone una carga indebida en el derecho constitucional de la gente a portar armas, sea para portarlas ocultas o a la vista”, dijo. “Esto haría que Texas pase de tener uno de los precios más altos en la nación a uno de los más bajos en la nación, aunque seguiría cubriendo lo que creo es el costo real del funcionamiento del programa”.

TSN photo

La propuesta SB 16 del Senador Robert Nichols de Jacksonville reduciría el precio de la licencia para portar armas: de $140 a $40.

Su propuesta SB 16 reduciría el costo de solicitar la licencia a $40 dólares por la inicial, y bajaría el precio para renovarla de $70 a $40 cada cinco años. Nichols dijo a los miembros que su medida inicial eliminaba todo costo para solicitud y renovación, pero en un año de presupuesto limitado la cambió para cubrir el costo del programa que administra el Departamento de Seguridad Publica (DPS). A DPS le cuesta $27 conducir la averiguación de antecedentes para solicitantes de la licencia LTC, y hay otros gastos relativos al proceso y manejo del programa que lleva el total a alrededor de $40 por licencia.

Para recibir la LTC, la persona debe tomar una clase de cuatro a 6 horas, aprobar un examen escrito, y demostrar una adecuada aptitud en el campo de tiro. El Comité de Asuntos Estatales consideró varias medidas que relajarían o cambiarían estos requisitos para ciertas personas. La SB 263 del Senador Charles Perry quitaría el requisito de calibre mínimo para aprobar el examen práctico. Hoy se requiere usar un arma de por lo menos calibre .32 para demostrar habilidad, pero los que apoyan la medida dicen que esto presenta dificultad para la gente acostumbrada a usar armas de calibre más bajo. Otra medida de Perry, la SB 264, anularía el requisito del examen práctico para guardias de prisiones condales y estatales, diciendo que éstos ya reciben entrenamiento adecuado como parte de su profesión. De manera similar, el Senador van Taylor de Plano ofreció la propuesta SB 138 para eximir a miembros del ejército activos o retirados de la demostración de aptitud, siempre que hayan cumplido el examen práctico en los últimos diez años, porque ya han recibido un entrenamiento mucho más riguroso en las fuerzas armadas.

Las cuatro propuestas fueron aprobadas unánimemente en el comité.

En la cámara el lunes, el Senado aprobó tentativamente una propuesta que anularía la causa de acción legal por “nacimiento injusto” en el estado. El autor de la SB 25, Senador Brandon Creighton de Conroe, los describió como casos en que se inicia juicio a los médicos por partos de niños con discapacidad. Creighton dijo que la ley de 40 años es arcaica y envía un mensaje erróneo sobre las personas con discapacidad. “No deberíamos decir que un bebé nacido con discapacidad es un daño, no deberíamos crear esa connotación negativa, y un médico no debería ser procesado de ninguna manera porque un bebé nace con discapacidad, siempre y cuando el médico brinde toda la atención médica que es aceptable”, dijo Creighton.

Los que se oponen a la medida expresaron preocupación porque ésta podría permitir que un médico que se opone al aborto oculte información sobre anomalías congénitas que podrían llevar a una madre a hacerse un aborto. Creighton disintió diciendo que, bajo otras leyes, los médicos seguirán teniendo que cumplir con niveles existentes de atención y comunicación, y los padres tienen recursos adecuados en caso de mala práctica. “Si un médico omite información crítica que el paciente merece, u guía al paciente hacia resultados diferentes a los que muestran los exámenes, será responsables por mala práctica, fraude, daño emocional, negligencia y pérdida de su licencia”, dijo.

El Senado vuelve a reunirse el martes 21 de marzo a las 10 a.m.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###