ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Marzo 26, 2015
(512) 463-0300
Comité examina propuestas para opciones escolares

(AUSTIN) — El Comité Senatorial de Educación examinó dos métodos para asignar ingresos del estado a escuelas privadas, en una audiencia el jueves. El tema de opciones o vouchers escolares ha sido promovido por algunos miembros de la Legislatura como manera de mejorar la educación y ayudar a niños que asisten a escuelas fallidas. El mecanismo de asignar dólares de impuestos destinados a la educación pública para ayudar a algunos padres a pagar matrículas de escuelas privadas es muy controversial, pero sus defensores dicen que los padres son los más preparados para elegir dónde quieren educar a sus hijos.

La primer medida presentada ante el comité, la SB 276 de la Senadora Donna Campbell de New Braunfels, transferiría directamente fondos públicos a los padres. Los padres recibirían un subsidio del 60 por ciento del costo de la educación en escuelas públicas --hoy alrededor de $5,200--para aplicarlo al pago de matrícula de escuela privada o religiosa. El resto del dinero público per estudiante iría a ingresos generales en vez de a un fondo de educación pública. Para poder obtener el subsidio, el estudiante debe haber asistido a escuela pública por lo menos un año o estar por comenzar jardín de infantes. Los estudiantes que asisten en la actualidad a escuelas privadas o reciben su enseñanza en el hogar no serían elegibles. Campbell dijo creer que los padres deberían ser la máxima autoridad cuando se trata de elegir la educación de sus hijos. “La SB 276 es una medida ganadora para los padres, ganadora para nuestra economía, y ganadora para los niños”, dijo.

La segunda medida es una transferencia de fondos estatales más indirecta. La SB 642 del Senador Paul Bettencourt de Houston capturaría fondos aún antes de la recaudación de impuestos, al permitir a negocios deducir las donaciones a organizaciones de becas sin fines de lucro de su declaración total de impuestos. Podrían deducir hasta un 50 por ciento de su carga total de impuestos mediante estas donaciones. A diferencia del plan de Campbell, la medida de Bettencourt incluye un requisito que favorecería a familias de bajos y medianos ingresos. Las familias con ingresos de hasta el 225 por ciento del límite para Almuerzo Gratuito o Reducido –alrededor de $80,000 por año—podrían solicitar estos subsidios. Las familias más pobres recibirían más dinero, hasta el 75 por ciento del costo diario de educación en escuelas públicas. El plan está diseñado como programa piloto, y tendría un techo de $100 millones en subsidios, suficientes para cubrir alrededor de 20,000 estudiantes. Bettencourt señaló que programas similares han funcionado exitosamente en otros 14 estados.

Algunos en el comité expresaron preocupación por estas propuestas. Al Senador Kel Seliger de Amarillo le preocupa que, mientras el dinero usado en la educación pública recibe supervisión del gobierno, el dinero asignado a escuelas privadas no tendría supervisión. “En esta cifra de dinero no vamos a ordenar responsabilidad financiera en absoluto”, dijo refiriéndose a la SB 276, “eso es un problema”. Otros cuestionaron la sensatez de quitarle dinero a escuelas públicas cuando tienen graves necesidades de financiamiento, y que el actual programa de opción escolar dentro y entre distritos ya en la ley no recibe los fondos necesarios. “La pregunta es si deberíamos financiar adecuadamente esos programas”, dijo el Senador Royce West de Dallas.

El Vicegobernador Dan Patrick compareció ante el comité para promover la idea de vouchers escolares. Él dijo que la gente con dinero suficiente ya tiene opciones escolares en Texas, “pero un gran número de familias no tiene dinero para escuelas privadas, y no tiene la posibilidad de mudarse a los suburbios porque toma el bus para ir al trabajo. Estas familias deberían tener la opción de hallar una buena escuela para sus hijos”. El vicegobernador agregó que aunque la gran mayoría de estudiantes seguirá usando el sistema de educación pública, un programa de opción escolar sería en beneficio de familias de bajos ingresos cuyos hijos están atrapados en malas escuelas públicas o cuyas necesidades no están cubiertas por su escuela local. La SB 276 y SB 642 quedaron pendientes en comité.

El Senado vuelve a reunirse el lunes 30 de marzo a las 2:00 pm.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###