ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Marzo 4, 2011
(512) 463-0300
RESUMEN SEMANAL

AUSTIN – El Senado celebró el 175º Aniversario de fundación de la República de Texas, con una lectura especial de la Declaración de Independencia original. Escoltado en su entrada a la cámara por miembros de la Asociación Legado de Texians, vestidos como los revolucionarios texianos del siglo XIX, el documento de cuatro hojas fue exhibido ante los miembros del Senado. La lectura del documento se dividió entre varios senadores, comenzando por el Presidente Pro Tempore, Senador Steve Ogden de Bryan. “En una crisis semejante, la primer ley natural, el derecho a la supervivencia, los derechos inherentes e inalienables de las personas por reclamar sus principios fundamentales y tomar los asuntos políticos en sus propias manos en casos extremos, imponerlo como un derecho hacía sí mismos y obligación sagrada hacia la posteridad, el abolir tal gobierno y crear otro en su lugar, planeado para rescatarlos de peligros inminentes, y para asegurar su futuro bienestar y felicidad”, leyó Ogden.

Los americanos fueron atraídos a Texas a principios del siglo XIX con promesas de tierra y oportunidades de parte del gobierno de México, pero los colonos hallaron que no gozaban de los derechos que tenían en el resto del país. Se les negaba el derecho a autogobierno, y los inmigrantes mayormente protestantes se sintieron alienados por el catolicismo como religión nacional. Lo que es ahora Texas formó parte de un nuevo estado, Coahuila y Tejas, con la capital ubicada a cientos de miles de millas. Cuando el gobierno de México pasó de un modelo federalista –una nación compuesta por estados semi-soberanos—a un gobierno centralizado con la mayor parte del poder en Ciudad de México, los colonos blancos en Texas se alzaron contra las tarifas. Esto provocó que el presidente de México Antonio López de Santa Anna enviara tropas para sofocar la rebelión, iniciando las hostilidades de la Revolución de Texas.

El 2 de marzo de 1836, 59 delegados firmaron en la localidad Washington-on-the-Brazos la Declaración de Independencia de Texas, proclamando que se cortaba toda conexión política entre Texas y México para siempre. Que Texas obtendría su independencia estaba lejos de ser certero. Ese día, El Álamo se encontraba sitiado, el ejercito de Texas ya había sido derrotado en la Batalla de Agua Dulce, y la milicia tejana se eclipsaba ante el mayor y mejor equipado ejército mexicano. Sin embargo, los padres de la patria de Texas se comprometieron a declarar su independencia, un acto que aseguraría su ejecución como traidores si los tejanos no ganaban su libertad en el campo de batalla. Al día siguiente, 3 de marzo, Sam Houston fue nombrado comandante del ejército tejano. Y fue solo siete semanas después cuando Houston venció al mayor ejército mexicano en la Batalla de San Jacinto y capturó al líder mexicano Santa Anna, ganando la guerra y convirtiendo a Texas en una nación independiente.

En honor del 175º Aniversario de la firma de la Declaración de Independencia de Texas, el documento original se exhibirá al público en el Edificio Lorenzo Zavala de Archivos Estatales, hasta el 21 de abril de este año.

También esta semana, el Comité Senatorial de Salud y Servicios Sociales consideró una propuesta que haría ilegal en todo el estado fumar en lugares públicos cerrados. Es la tercera vez que el Senador Rodney Ellis de Houston presenta tal medida, diciendo en conferencia de prensa la semana pasada que “la tercera es la vencida”. Además de los beneficios en salud por la reducida exposición de los no fumadores al humo, Ellis cree que esta prohibición del cigarrillo tendría un impacto económico positivo por la reducción en el gasto de salud.

Bajo la medida, se prohibiría fumar en todo lugar público cerrado, incluyendo bares y restaurantes, en todo el estado. Las tiendas de tabaco y clubes de cigarros estarían exentos, pero los dueños de otros establecimientos se expondrían a multas incrementales si permiten fumar dentro de sus locales. La medida no afectaría el fumar en viviendas privadas, cuartos de hoteles asignados a fumadores, y bares y restaurantes con patio, siempre que el humo no se extienda al interior. La medida permanece pendiente en comité.

El Senado vuelve a reunirse el lunes 7 de marzo a la 1:30 de la tarde.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###