ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Abril 9, 2009
(512) 463-0300
RESUMEN SEMANAL

AUSTIN – Texas podría quedarse pronto sin dinero para construir nuevas carreteras si la Legislatura no toma partido para hallar nuevas fuentes de financiamiento, advirtieron miembros del Comité Senatorial de Transportación y Seguridad Patria. Sus integrantes se reunieron el miércoles, haciendo hincapié en el riesgo que creen enfrenta el sistema estatal de vialidad. “El curso en que estamos resultará en que no habrá nuevos caminos en Texas en el futuro cercano”, dijo el presidente del comité, Senador John Carona de Dallas. El y sus colegas temen que los fondos estatales de vialidad podrían desaparecer tan pronto como en el 2012.

El problema, según el vicepresidente del comité, Senador Kirk Watson de Austin, tiene tres causas principales. La primera es que el impuesto estatal a la gasolina, una fuente importante de fondos para vialidad, no ha aumentado desde 1991, a pesar de los crecientes costos de construcción y mantenimiento. La segunda causa son las desviaciones del fondo estatal de carreteras para pagar otros programas estatales. Y la última causa, dijo el Senador Watson, es que hay demasiada deuda: “Estamos literalmente tapando el problema de que no hay fondos suficientes, recurriendo a dinero prestado, y muy pronto será imposible de seguir tapando. Francamente, no es sostenible y deja nuestro futuro en riesgo”.

Un estudio del Departamento de Transportación de Texas durante el período interino examinó el potencial déficit de fondos estatales para vialidad durante las próximas décadas. El activo del Fondo 6 --fuente de financiamiento a carreteras estatales--ha disminuido de $3.74 billones en 2004 a $2.5 billones este año. Para el 2012, se proyecta que la cifra baje a aproximadamente $1.7 billón. “El dinero en el sistema solo alcanza para mantener lo que tenemos”, dijo el Senador Eliot Shapleigh de El Paso, miembro del comité. “Si no aportamos opciones de ingresos en esta sesión, nos encaminaremos en esa dirección para el 2012”. Proyectando hasta el año 2030, Texas tendría un déficit aproximado de $8 billones en fondos de vialidad.

El miércoles pasado, el Senado dio aprobación preliminar a un plan que el Senador Carona cree aliviaría el problema de financiamiento a carreteras en Texas. La propuesta SB 855 de Carona crearía opciones locales para financiar proyectos de vialidad, sin recurrir a los peajes o más deuda. La medida permitiría a gobiernos locales llamar a elecciones donde los votantes decidan si aumentar o crear ciertas tasas para pagar proyectos de movilidad, desde nuevas carreteras a trenes urbanos rápidos en la región. Las tasas incluirían pequeños aumentos del impuesto a la gasolina, un precio mayor por el registro de vehículos o cargos por emisiones al aire. En estas elecciones, las papeletas deberían listar los propuestos proyectos que pagarían los nuevos fondos, cuánto costaría el proyecto y cuándo estaría terminado, así como cuándo expiraría el aumento en las tasas. El voto final en la medida podría darse el martes.

También el miércoles, el Senado aprobó una medida que intenta mejorar la calidad del aire en Texas. Aunque el autor de la medida, Senador Kip Averitt de Waco, dice que el estado ha logrado un progreso “casi milagroso” en purificar el aire en el estado, puede hacerse más. Su medida reuniría a cuatro agencias involucradas en el control de calidad del aire en Texas: la Contraloría, la Comisión de Calidad Medioambiental, la Comisión de Servicios Públicos y la Comisión de Ferrocarriles. Estas agencias diseñarían conjuntamente estrategias para reducir las emisiones contaminantes en Texas. La medida crearía un número de programas de incentivos para alentar la compra o desarrollo de tecnologías limpias o ecológicas, desde vehículos híbridos enchufables, a aparatos eléctricos y equipos industriales más eficientes. Un elemento importante de la medida, dijo Averitt, es que los representantes de las cuatro agencias deberían participar activamente en negociaciones federales relativas a la emisión de gases de invernadero. “Si y cuando el gobierno federal decide adoptar regulaciones relativas al cambio climático”, dijo, “queremos estar en una posición proactiva, porque nosotros tenemos más que perder en esa situación que ningún otro estado en la Unión”. La medida va ahora a la Cámara de Representantes para mayor consideración.

El Senado vuelve a reunirse el martes 14 de abril a las 11 de la mañana.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###