ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Abril 6, 2009
(512) 463-0300
Senado aprueba medidas para aclarar autoridad en proyectos de peaje

AUSTIN – El Senado aprobó el lunes dos medidas enfocadas en codificar los modos en que el estado financia y construye las carreteras de peaje. Cuando la Legislatura aprobó en el año 2003 los Acuerdos Integrales de Desarrollo (CDA), la ley no fue clara en cuanto a quién tiene autoridad para participar de contratos público-privados para la construcción y administración de carreteras de peaje. Surgieron así diferentes entes de movilidad regional y de peajes en el estado, con jurisdicciones y autoridades superpuestas. Según el Senador Robert Nichols de Jacksonville, era solo cuestión de tiempo hasta que surgieran serias confusiones y desacuerdos. “Realmente han aparecido tantos tipos de entidades de peaje en un período relativamente corto de tiempo… ¿cómo interactúan unas con otras?, ¿cuál tiene más derecho? ¿qué términos debería haber [en los acuerdos]?, nada de eso se ha establecido”, dijo el senador. “En algún momento esas entidades iban a chocar”.

Nichols señaló que esto llevó a la moratoria de dos años en asociaciones público-privadas para proyectos de peaje. Su medida, la SB 17, intenta crear un proceso justo y claro para administrar el proceso de CDA en Texas.

La SB 17 daría a la autoridad regional de peaje el privilegio de decidir si desarrolla o no una carretera de peaje como proyecto público. Si la autoridad regional rechaza el proyecto, el Departamento de Transportación de Texas (TxDOT) decidirá luego si acepta encargarse de éste como carretera pública. Si ambos entes rechazan el proyecto como público, la autoridad regional de peaje tendrá el primer derecho a decidir si construir la carretera como proyecto privado. De rechazarlo también, TxDOT decidirá si se encarga del proyecto por vías privadas.

La medida incluye también salvaguardas para asegurar el derecho público a estos proyectos. La entidad privada encargada de la carretera de peaje deberá predeterminar el precio de reventa al estado; no podrían esperar a fijar el precio hasta que una entidad estatal o de gobierno desee comprarla. También restringiría las cláusulas de no-competición --las que previenen que el estado construya carreteras competitivas con las privadas de peaje—a 30 años en CDA de 50 años, y la zona de no-competición solo se extendería a cuatro millas de la carretera privada de peaje.

El Senado aprobó también una medida que extendería la capacidad de entidades para participar en CDA. La legislación que las creó fijó una fecha de revisión en nuevas asociaciones público-privadas en septiembre de 2009. La SB 404 del Senador John Carona de Dallas extendería este plazo por seis años más, hasta septiembre de 2015.

Los restaurantes de Texas tendrían que cocinar con aceites y grasas más sanas bajo una propuesta legislativa presentada por el Senador Eliot Shapleigh de El Paso. Las grasas hidrogenadas (trans-fats) son producidas artificialmente y se cree aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas, aún en bajos niveles de consumo. Con el siempre creciente gasto en salud producido por la obesidad, Shapleigh dijo que el estado necesita hacer algo en cuanto a este problema de salud pública. “En toda Texas, una silenciosa epidemia de obesidad está acortando vidas, aumentando los costos de atención médica y poniendo más y más tejanos en riesgo”, dijo el senador. “Con la SB 204 … podremos asegurar que más tejanos tengan vidas más vigorosas y saludables”.

Su medida prohibiría a restaurantes y otros negocios de comidas usar grasas hidrogenadas para preparar o servir alimentos. Los infractores serían sometidos a una multa de 25 a 200 dólares. Shapleigh señaló que como 15 ciudades del país y el estado de California han aprobado leyes similares, existe un mercado para alternativas más saludables a las grasas hidrogenadas. El senador dijo no aceptar el argumento de que éste es un tema de responsabilidad personal. “Creo que hemos escuchado, palabra por palabra, los mismos argumentos, hace 25 años, sobre el poder fumar en los aviones”, señaló. “Lo que esto hará es ofrecer opciones más sanas en restaurantes, y asegurar que esas opciones estén disponibles en Texas”. Shapleigh estuvo acompañado en conferencia de prensa por Glen Garey, asesor general de la Asociación de Restaurantes de Texas, organización que apoya la medida.

El Senado vuelve a reunirse el martes 7 de abril a las 11 de la mañana.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###