ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Marzo 22, 2007
(512) 463-0300
RESUMEN SEMANAL
Comités examinan importante legislación

AUSTIN – Faltando solo nueve semanas para el fin de la Sesión Regular 80º, los comités senatoriales están abocados a la consideración y debate de importante legislación, con ramificaciones a nivel estatal. Durante la semana, los comités examinaron propuestas relativas a los exámenes estandarizados de secundarias, proyectos viales de billones de dólares y exámenes de esteroides a estudiantes deportistas.

Dos de las medidas ante el Comité Senatorial de Educación afectarían a casi todo estudiante de escuelas públicas de Texas. La primera, la SB 1031, eliminaría el controversial examen de Evaluación de Conocimientos y Habilidades de Texas (TAKS por sus siglas en inglés), reemplazándolo con cuatro exámenes de fin de curso. La promotora de la medida y presidenta del comité, Senadora Florence Shapiro de Plano, dijo el martes que los problemas del examen TAKS, como la incapacidad de medir el progreso académico o preparar a los estudiantes para la universidad, llevan a la necesidad de que el estado busque un mejor sistema. “Los exámenes de fin de curso, yo creo, serán un mejor sistema para los alumnos, escuelas y el estado, para medir y examinar a nuestros estudiantes”, indicó.

La propuesta de Shapiro haría que los estudiantes de secundarias tomen cuatro exámenes de fin de curso: en Ciencias, Inglés, Estudios Sociales y Matemáticas, comenzando con los estudiantes que ingresan a la secundaria en el 2009. Estos exámenes equivaldrían al 15 por ciento de la calificación final, y, para graduarse, el estudiante deberá aprobar el 70 por ciento de cada examen en los cuatro años de secundaria. La medida también contiene mayores medidas de seguridad para evitar las trampas, incluyendo una que consideraría como delito de clase C el revelar información de exámenes a los estudiantes o el público.

El Comité de Educación consideró otra medida el jueves para ordenar exámenes al azar de drogas que aumentan el rendimiento físico, a estudiantes deportistas de la Liga Interescolástica Universitaria (UIL). Su autor, el Senador Kyle Janek, dijo que el programa de exámenes obligatorios ayudará a los legisladores a determinar cuán grande es el problema del consumo de esteroides entre estudiantes deportistas de secundarias. “La SB 8 reconoce artículos anecdóticos del problema de esteroides en las escuelas secundarias. Nos preocupa que esto pueda convertirse en epidemia”, dijo. “Una de las maneras de determinar exactamente la gravedad del problema en nuestras escuelas secundarias es a través de exámenes obligatorios”. La medida ordenaría a la agencia estatal de educación formular lineamientos para conducir estos exámenes, y penalidades para estudiantes que se comprueba usan esteroides. La propuesta busca examinar a un tres por ciento de los deportistas en UIL en el estado, en cada año escolar.

El controversial Corredor Trans-Texas, una iniciativa del Gobernador Rick Perry, podría enfrentarse a serias limitaciones bajo una serie de medidas consideradas por el Comité de Movilidad y Seguridad Patria. El Departamento de Movilidad de Texas (TxDOT) está en la mira del público y legisladores por sus contratos a largo plazo con compañías privadas para la construcción y administración de proyectos de carreteras públicas. En el 2003 se aprobó una legislación dando este poder a TxDOT, pero el promotor de aquella ley, Senador Steve Ogden, ve ahora la necesidad de “correcciones a mitad de camino”. El presentó el miércoles cuatro medidas ante el comité de Movilidad que restringirían quién puede manejar y controlar estos proyectos, dónde pueden construirse y cómo se pagarían.

Ogden, quien preside el Comité Senatorial de Finanzas, dice que el estado no necesita recurrir a firmas privadas para financiar proyectos viales. “Yo creo, al examinar el presupuesto estatal y ver la capacidad de este estado para acceder a capital por medio de bonos”, señaló Ogden, “me parece que es inapropiado e innecesario pedir a compañías privadas que básicamente nos presten dinero para construir carreteras”.

Una de las medidas que propuso duplicaría la cantidad de bonos que el estado puede emitir para construir nuevos proyectos viales. Otra prohibiría a TxDOT entrar en asociaciones público/privadas a largo plazo que den a firmas privadas el control de los proyectos. Una tercer medida limitaría los proyectos del corredor a aquellos previamente identificados para construcción, que intentan complementar el actual sistema estatal de carreteras rurales. La última medida dispone que, una vez que los ingresos del peaje cubran el costo de construcción de la carretera, los ingresos solo podrían asignarse a mantenimiento y operación, lo que debería reducir el precio de futuros peajes.

De estas medidas, solo fue aprobada la SB 718, que limita futuros proyectos a los ya determinados. Las otras tres propuestas quedaron pendientes para futuras audiencias del comité.

El Senado vuelve a reunirse el lunes 26 de marzo, a la 1:30 de la tarde.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

###