ATTENTION: Your browser appears to have scripting disabled. Aspects of this website require that JavaScript be enabled to function properly.
To ensure full functionality, please enable JavaScript in your browser, or enable scripting for this website.
LANGUAGE: ENGLISH / ESPAÑOL
Seal of the Senate of the State of Texas Bienvenidos a la página oficial del Senado de Texas
Seal of the Senate of the State of Texas
Bienvenidos a la página oficial del
Senado de Texas
 
Noticias del Senado de Texas
 
Enero 30, 2007
(512) 463-0300
Comités del Senado y Cámara de Representantes examinan sistema de prisiones y libertad condicional

AUSTIN – Con la predicción de la Junta Legislativa del Presupuesto que para el año 2012 habrá una escasez de 18,000 lugares en la capacidad de las cárceles del estado, los legisladores están considerando opciones para incrementar la capacidad carcelaria o reducir el número de prisioneros. El Comité Senatorial de Justicia en lo Criminal y el Comité de Correccionales de la Cámara de Representantes celebraron hoy una audiencia para escuchar a expertos en el área disertar cómo cubrir las futuras necesidades del sistema de justicia en Texas. El presidente del Comité de Justicia en lo Criminal, Senador John Whitmire, fue claro en su intención de que todo cambio en el sistema de libertad condicional o vigilada se aplique solamente a delincuentes no violentos.

El Dr. Tony Fabelo, del Centro de Justicia del Consejo de Gobierno Estatal, declaró que se pueden hacer un número de reformas en el sistema estatal para remediar la inminente escasez de lugares. Fabelo dijo que en Texas, la población carcelaria ha aumentado un 310 por ciento en los últimos veinte años, con un aumento del índice de encarcelación del 206 por ciento desde 1985. También declaró que el 4.6 por ciento de los adultos en Texas está bajo control del Departamento de Justicia en lo Criminal, ya sea en prisión, libertad vigilada o condicional.

Parte del problema, explicó Fabelo, es un bajo índice de libertad condicional para prisioneros, estimando que muchos de los que deberían ser elegibles para libertad condicional bajo los lineamientos de la Junta de Libertad Condicional y Vigilada de Texas siguen en prisión. Otra de las causas, prosiguió, es el número de delincuentes enviados a prisión por violaciones técnicas de los términos de la libertad condicional o vigilada, aunque no hayan cometido un nuevo crimen. Estas infracciones incluyen el no comparecer a citas en la corte, y el incumplimiento de condiciones de la sentencia como no mantener un empleo regular o no pasar el examen de drogas. Fabelo dijo que el año pasado, el 55 por ciento de los individuos en libertad condicional volvieron a prisión debido a infracciones técnicas.

Fabelo propuso algunas soluciones para disminuir el abarrotamiento en cárceles de Texas. Primero, dijo, el estado puede aumentar la cantidad de prisioneros liberados condicionalmente por año, siempre en cumplimiento de los lineamientos estatales, lo que correspondería a alrededor de 4,000 prisioneros libres por año. Segundo, propuso un sistema alternativo de corrección que no envíe a prisión a infractores técnicos de la libertad condicional o vigilada, sino que cree un sistema de establecimientos para sanciones intermedias, enfocados más en la rehabilitación que la encarcelación. También señaló que el estado debería expandir los establecimientos de tratamiento residencial para ofensas de drogas o alcohol, y ampliar los establecimientos de tratamiento en prisión para culpables de DWI (conductores en estado de ebriedad).

El Vicegobernador David Dewhurst se explayó sobre su plan para aumentar las penas y dar seguimiento a criminales sexuales que cometen crímenes contra niños. Dewhurst dijo que desea seguir el ejemplo de otros cinco estados y permitir a fiscales pedir la pena de muerte para reincidentes en crímenes sexuales. El vicegobernador señaló que los legisladores están buscando maneras de asegurar que los criminales sexuales cumplan con el registro de criminales, y que la información del registro sea correcta. También dijo que el estado debe hacer algo para asegurar que Texas se mantenga vigilante hacia los criminales sexuales registrados en el estado. “Al final del día, necesitamos saber dónde están esos 46,000 criminales sexuales, y debemos tener un sistema donde podamos darles seguimiento y asegurar que nuestros niños estén tan protegidos como sea humanamente posible”, dijo Dewhurst.

El Senado vuelve a reunirse el miércoles 31 de enero a las 11 de la mañana.

###