Página inicial de la Senadora Florence Shapiro

COLUMNA DE OPINION
DE DIFUSION INMEDIATA

CONTACTO: Jennifer Ransom Rice o Bryan Hadley
(512) 463-0108
Mayo 18, 2009

Las artes en la educación llevan a la apertura del intelecto y la economía para la Texas del mañana

La Legislatura ha estado trabajando diligentemente para reestructurar el sistema de educación en Texas, con el fin de asegurar que nuestros estudiantes se gradúen preparados para su éxito futuro. La economía a la que entrarán los estudiantes de hoy difiere altamente de la que tuvieron nuestros padres. Los empleos en casi todo sector de la economía requieren un nuevo conjunto de conocimientos y experiencias, muchas de las cuales progresan y se nutren en cursos de arte. Es por eso que hemos dado atención especial a las artes como importante componente para reformar nuestro sistema de educación.

Al hacerse la economía global más rápida y competitiva, la innovación y creatividad son cada vez más importantes. Las cifras en un informe reciente encargado por el Fondo Cultural de Texas, como parte de su campaña Crea Texas, demuestra un claro nexo entre el crecimiento del sector creativo y una economía próspera en Texas:

Texas se está dando cuenta de esto en varios niveles. Por ejemplo, las escuelas primarias están integrando las artes en sus programas de educación general, desde cantar canciones sobre gramática hasta hacer presentaciones dramáticas y pintar en matemáticas. Sin embargo, al progresar los niños hacia la escuela media y secundaria, el énfasis en el pensamiento creativo y aplicado parece disminuir.

Yo he mantenido desde hace mucho que la educación no puede ser de una sola talla. Debemos ofrecer flexibilidad y oportunidad a los estudiantes. La mente creativa es parte de su futuro, e incorporar el arte en la educación es la manera de hacerlo.

Es por esto que enmendé la medida HB 3 –de responsabilidad académica en escuelas públicas, para incluir el requisito de un curso en Arte para graduarse en escuelas secundarias. La versión original de la medida permitía ocho materias opcionales para estos estudiantes, sin requisito explícito en Arte. Debido al requisito de Artes en la educación superior y al valor de las artes en la economía de Texas, decidí que era importante agregar este requisito.

El sistema de responsabilidad académica también daría distinciones para cursos fuera exámenes, reconociendo excelencia en áreas como Excelencia Académica, Sector Laboral, y Artes Visuales. Aquí es donde las artes brillarán y las escuelas podrían ofrecer un complemento a las artes visuales en el nivel de distinción.

Además, agregué al Artículo III del presupuesto estatal, para desarrollo profesional de educadores en matemáticas, ciencia y las artes, enfocados en la integración del aprendizaje en estas materias, por medio de la coordinación de planes de lecciones, estrategias de instrucción y programas de estudio.

Es importante entender que las artes y otras materias no son campos separados sino que deberían enseñarse conjuntamente. Los estudiantes obtendrían un mayor entendimiento de ecuaciones matemáticas si las pueden aplicar a modelos numéricos hallados en la música, y un alto conocimiento de geometría puede desarrollarse a partir de la simetría en el arte.

Una de las grandes inquietudes es asegurar que los estudiantes en las escuelas de Texas reciban la preparación que necesitan para triunfar, al competir en el tipo de empleos que llevarán a largas y provechosas carreras.

El arte instila en los estudiantes hábitos mentales que duran toda la vida: capacidad de análisis crítico, capacidad de tratar ambigüedades y resolver problemas, perseverancia y empuje hacia la excelencia. Nuestros estudiantes de Texas hoy serán mejores ciudadanos del mañana al estar expuestos a la enseñanza del arte.

Como declaró el autor Daniel Pink en una de nuestras reuniones: “Necesitamos preparar a nuestros niños para su futuro en vez de nuestro pasado”.

arriba