Página inicial de la Senadora Florence Shapiro

COLUMNA DE OPINION
DE DIFUSION INMEDIATA
Enero 13, 2009

Millas que andar antes de dormir
Columna de Opinión de la Senadora Florence Shapiro

La Sesión Legislativa 81º comenzó el 13 de enero, y debemos permanecer conscientes del futuro que representamos. Como dice el poema de Robert Frost: “Tenemos promesas que cumplir y millas que andar antes de dormir”.

Desde mi punto de vista, algunas de estas promesas incluyen el mejorar la educación, financiar la transportación, cubrir la futura demanda de energía y asegurar simultáneamente que Texas sea un estado amigo de la empresa, y trabajar para ver a nuestros hijos y nietos crecer en un ambiente seguro.

Como presidente del Comité Senatorial de Educación, mucho del trabajo que haga se enfocará en mejorar la preparación para la universidad en escuelas públicas, para vencer los desafíos emergentes en el sector laboral del siglo XXI.

Debemos preparar mejor a nuestros estudiantes que pasan a la universidad, y llegar a aquellos que se dedican a una carrera u oficio técnico. Además, debemos cubrir las necesidades de estudiantes no tradicionales, aquellos con circunstancias de vida que requieren horarios alternativos, los discapacitados y los que están luchando para dominar el idioma inglés, así como los adultos que retoman su educación.

Prometo tratar las necesidades de educación superior de una Texas en el siglo XXI. El desarrollo del futuro de Texas dependerá cada vez más en el financiamiento a la educación superior, estabilizando el precio de las matrículas para hacer el costo universitario más predecible. A la par de esos dólares pagados por matrícula debería haber universidades e institutos de alta calidad. Yo creo que podemos elevar la calidad de las universidades de Texas enfocándonos en áreas determinadas para que toda institución triunfe. En efecto, instituciones que desarrollan áreas de excelencia cubrirán mejor nuestras diversas necesidades.

Nuestras instituciones de primer nivel deben admitir estudiantes en base a una amplia gama de talentos, capacidades y experiencias, en vez de cerrar sus puertas a estudiantes que no se graduaron dentro del diez por ciento mejor.

Estos cambios en políticas educativas enriquecerán nuestra fuente de talento en Texas, asegurando a la vez que nuestro nuevo sector laboral esté preparado para triunfar en la economía global que vivimos.

Los temas de movilidad o transportación estarán al frente y centro del debate. Yo empujaré hacia adelante la cancelación del desvío de fondos provenientes del Fondo Estatal de Carreteras, buscando a la vez soluciones de financiamiento a largo plazo. Pero solo con la participación de nuestros ciudadanos locales se convertirá esto en realidad. También debemos hallar opciones de financiamiento para implementar la expansión del ferrocarril.

El crecimiento de nuestro estado requiere políticas que cubran las futuras demandas de energía. Con la población de Texas duplicándose para el 2030, necesitamos más fuentes de energía. Los tejanos desean una distribución de energía económica y renovable.

Y por último, debemos enfocarnos en la seguridad en Texas, para nuestros niños. Es una prioridad que se agregue dirección de email y otros identificadores electrónicos --como nombre de usuario--a la lista de información que deben aportar al registro los delincuentes sexuales recientemente liberados. Todo niño en este estado merece un ambiente seguro.

Es un honor servirlo en el Senado de Texas. Y nunca olvidaré ese poema. Porque representa el futuro de Texas: “Tenemos promesas que cumplir y millas que andar antes de dormir”.

arriba