Página inicial de la Senadora Florence Shapiro

DE DIFUSION INMEDIATA
CONTACTO:
Jennifer Ransom Rice (512) 463-0108
jennifer.ransom_rice.state.tx.us
Marzo 1º, 2007

Los exámenes TAKS serían reemplazados por exámenes de fin de curso
Shapiro y Eissler introducen medidas para incorporación gradual del nuevo sistema

AUSTIN, Texas – La Senadora Florence Shapiro (R-Distrito 8) y el Diputado Rob Eissler (R-Distrito 15) introdujeron hoy las propuestas SB 1031 y HB 2236, para eliminar gradualmente el examen TAKS en los grados superiores y reemplazarlo con exámenes de fin de curso.

“Esto asegura que ningún estudiante de Texas tome un curso solo de forma”, dijo Shapiro, “porque evaluaremos el contenido riguroso que esperamos que los estudiantes aprendan. Los exámenes de fin de curso permitirán un estudio más profundo de un tema determinado, y proporcionarán una evaluación más oportuna del conocimiento que el estudiante tiene del tema”.

Estas medidas establecerían 12 exámenes de fin de curso en las cuatro materias elementales: Inglés/Lenguaje y Artes, Matemáticas, Ciencias y Estudios Sociales. Los estudiantes deberán obtener 840 puntos acumulativos en los exámenes, ó 70% en cada examen, para poder graduarse. Estos exámenes serían incorporados gradualmente, empezando con el 9º grado en el año escolar 2009-10, para reemplazar el actual examen TAKS.

“El examen TAKS ha durado más de lo deseable”, dijo Shapiro, afirmando, sin embargo, que esta nueva propuesta no eliminaría la responsabilidad académica. “Seguiremos teniendo estándares y expectativas”, señaló; “de alguna manera, estos exámenes serán evaluaciones aún más rigurosas de lo que el estudiante ha aprendido”.

El puntaje en estos exámenes corresponderá a un 15% del puntaje general que el estudiante tiene en el curso, permitiendo a estudiantes y maestros dedicar más tiempo a aprender la materia, en vez de en preparación para el examen. Además, estos exámenes alentarán la preparación de estudiantes para la universidad, al permitir a estudiantes satisfacer los requisitos en base a la puntuación acumulada en las materias elementales, en vez de un solo examen de aprobado/no aprobado.

“Es importante dar a los estudiantes varios caminos hacia la graduación”, dijo Eissler. “Esta medida tiene altas expectativas en los estudiantes y no pone toda la atención en un solo examen”.

Estas propuestas también requerirían a estudiantes en el 8º y 10º grado completar una evaluación de diagnóstico de preparación universitaria, seguida de un examen de ingreso a la universidad como el ACT o SAT en el 11º grado, pagado por el estado.

“Me place que esta medida enfoca la atención del estudiante más allá de la escuela secundaria”, dijo Eissler, “alentando a estudiantes a comenzar a pensar en la universidad más temprano. Esta es una buena manera de empezar a construir la cultura de asistir a la universidad por la que estamos trabajando”.

Finalmente, estas medidas incluyen salvaguardas y penas criminales para mantener la seguridad e integridad del sistema de evaluación.

arriba