Senador Estatal Tommy Williams
P.O. Box 12068, State Capitol
Austin, Texas 78711
Tel. (512) 463-0104

Columna de opinión
DE DIFUSION INMEDIATA

Contacto: Gary Scharrer
Tel.: (512) 463-0104
Febrero 26, 2013

La expansión uniforme de Medicaid por el gobierno federal es errónea y muy costosa para Texas
por el Senador Tommy Williams, presidente del Comité Senatorial de Finanzas

Medicaid hoy es un programa federal ineficiente y averiado que necesita reformas antes de darse cualquier expansión. Medicaid, como lo conocemos, no puede continuar sin destruir nuestro presupuesto estatal o ahogar al gobierno federal en una deuda aún más masiva.

En la superficie, la expansión de Medicaid suena como algo bueno ya que brindaría atención médica a aproximadamente 1.8 millón tejanos más, e ingresarían a Texas $100 billones en fondos federales durante diez años , mientras el estado pondría alrededor de $15 billones. Pero verter todo ese dinero en un sistema ineficiente y averiado no tiene ningún sentido.

La expansión de Medicaid envuelta en un paquete federal de uniformidad no es buena para Texas.

Texas necesita flexibilidad para brindar una solución especialmente tejana para su población en Medicaid, versus el actual sistema que nos obliga a ofrecer todo o nada. Algunos pacientes de Medicaid podrían necesitar solo dos o tres servicios, así que forzar a Texas a brindar más servicios que lo que un paciente realmente necesita es simplemente ineficiente, costoso y bastante ridículo.

Debemos brindar atención médica a los tejanos sin recursos necesarios para ayudarse a ellos mismos. Sin embargo, tenemos que ser más eficientes en cómo brindamos esa atención. Los pacientes sin opciones de atención médica terminan usando onerosos servicios en salas de emergencia por lo que debería ser una atención rutinaria. Los contribuyentes están pagando por un sistema ineficiente financiado por impuestos a la propiedad para cubrir la atención médica impaga en nuestros hospitales públicos locales --lo que eleva las primas de seguros para cubrir el costo de nuestra población no asegurada.

El sistema uniforme, un mismo método para todos, no permite a Texas crear maneras de alentar hábitos saludables, programas eficientes, ni permite a Texas luchar contra el creciente fraude y abuso en el programa de maneras más efectivas y eficientes.

En los 10 años pasados, la Unidad de Control del Fraude en Medicaid, en la Procuraduría de Texas, ha identificado más de $770 millones en sospechados sobrepagos de Medicaid. La oficina también ha obtenido más de 800 condenas criminales. En el año fiscal 2012, la procuraduría inició 418 casos de fraude y abuso en Medicaid, recuperó $21.5 millones y excluyó a 412 proveedores médicos.

Como contribuyente, hombre de negocios y defensor electo de nuestros dólares de impuestos, estoy muy preocupado por los costos. Actualmente, Texas paga el 40 por ciento del costo de Medicaid; el gobierno federal paga el 60 por ciento restante. En Texas, Medicaid cuesta hoy casi tanto como la Educación si incluímos toda fuente de financiamiento. Eso nunca había ocurrido antes. Desde el 2000, la parte de Medicaid para el estado se ha casi triplicado, subiendo a aproximadamente $11 billones por año. A este paso estaremos gastando más de $30 billones al año en fondos estatales para el 2024.

Dicho de otra manera, significa simplemente que cuanto más gastamos en Medicaid, menos dinero tendremos para educación, vialidad, salud mental, asistencia financiera a estudiantes universitarios y muchas otras importantes funciones. Los costos de Medicaid por las nubes afectan severamente a otros estados, y algunos de ellos podrían en el futuro enfrentar la bancarrota a menos que cambie esta tendencia.

Casi otros 20 estados se están resistiendo a la oferta de expandir Medicaid, siendo Texas el más grande. Nuestra única posibilidad contra el gobierno federal es resistir la expansión hasta que podamos diseñar nuestro propio plan, más eficiente y efectivo.

Aquí hay algunos elementos de lo que podría ser la "Solución de Texas a Medicaid":

Toda expansión de Medicaid debe permitir a los tejanos salirnos del programa si el gobierno federal no logra cumplir con su compromiso de financiamiento al programa expandido.

Como la expansión no empieza hasta el 2014, creo que tenemos tiempo de desarrollar una solución para asegurar que la gente que necesita atención médica la pueda obtener, y los contribuyentes de Texas no quiebren en el proceso.

El peor resultado posible sería que los funcionarios federales se nieguen a ayudar a Texas a reformar Medicaid. El status quo continúa para pacientes y proveedores. Nuestros dólares de impuestos van a otros estados para su extendido y averiado Medicaid --y a hospitales públicos locales para ayudarles a cubrir la atención médica impaga. Las primas de seguros médicos privados también siguen aumentando para ayudar a cubrir la atención médica no compensada.

El actual sistema no es racional ni eficiente. Es por eso que Medicaid debe ser reformada antes de ser expandida.

El Senador Williams representa al Distrito Senatorial 4, el que cubre parte o la totalidad de los condados Montgomery, Chambers, Harris, Jefferson y Galveston, y sirve como presidente del Comité Senatorial de Finanzas, y miembro de los comités senatoriales de Asuntos Estatales, Gobierno Abierto, y Administración.

arriba