Comunicado de prensa
del Senador Estatal Robert Nichols

DE DIFUSION INMEDIATA
Mayo 5, 2011
Contacto: Alicia Pierce
(512) 463-0103

Mis cinco centavos…
Algunas cosas importantes que pasaron esta semana en su Capitolio de Texas

Los expertos dicen que el dinero es la mayor fuente de conflicto en un matrimonio. No es sorprendente que cause disputas en la Legislatura también. Esta semana, el Senado finalizó el presupuesto estatal. Aunque el presupuesto debe ser el tema más difícil de acordar en la Legislatura, es el más importante. De hecho, es la única obra legislativa que los legisladores estamos constitucionalmente obligados a aprobar. Este presupuesto es especialmente problemático porque el estado enfrenta un sustancial déficit financiero. Aunque la Legislatura hizo muchas cosas esta semana, la mayoría de las preguntas que recibí tenían que ver con el financiamiento estatal. Para ayudar a responder esas preguntas, la columna de esta semana se enfoca en cinco cosas relativas a la versión senatorial del presupuesto, que yo apoyo.

La versión senatorial del presupuesto:

1. Es un presupuesto balanceado y sin nuevos impuestos

La Constitución del estado requiere a los legisladores diseñar un presupuesto balanceado (sin deudas). Contrario a nuestra contrapartida federal, los senadores y diputados de Texas no pueden gastar en rojo, ni deberíamos hacerlo. Cuando un estado enfrenta un presupuesto problemático, donde deben hacerse recortes sustanciales, siempre existe la tentación de aumentar los impuestos. Esto, sin embargo, podría ser la peor cosa que pudiéramos hacer. Nuevos impuestos dañarían el crecimiento de la economía y prevendrían la creación de empleos en un momento en que nuestra economía es muy vulnerable.

2. Mantiene los servicios esenciales

Aunque la versión senatorial del presupuesto recorta $11 billones del gasto total en comparación al nivel actual, todavía mantiene programas y servicios estatales esenciales. Logramos esto dando prioridad a las obligaciones más importantes del estado. Coincidimos en que estas áreas son: educar a los niños de Texas, cuidar a los discapacitados y ancianos, y mantener la seguridad pública.

En educación, el presupuesto senatorial aumentaría el gasto actual en $1.3 billón para el programa fundación escolar, el que provee fondos para la educación en las aulas y salarios de maestros. En general, aumentaría el gasto de educación pública en $5.6 billones más que el propuesto por la Cámara de Representantes, y restituiría algo de la asistencia económica a estudiantes universitarios. El presupuesto del Senado también mantiene al nivel actual el financiamiento a geriátricos, programas de adopciones temporales y hospitales estatales. Financia el Departamento de Seguridad Pública de Texas e incluye más recursos para la seguridad fronteriza.

3. Protege el fondo de emergencias

Al aprobarse en el Comité de Finanzas, el presupuesto senatorial original usaba $3 billones del fondo de emergencias del estado (Rainy Day Fund). Esto fue cambiado en la cámara del Senado. Con un mejor pronóstico económico, parece que las obligaciones del estado podrían cubrirse sin retirar fondos de emergencias. Esto dejaría suficiente dinero en el fondo de emergencias y daría a Texas un mayor nivel de seguridad económica.

4. Aprobado con voto mayoritario

A principios de la semana, parecía que el Senado no podía aprobar el presupuesto. Generalmente, las medidas en el Senado requieren un voto de las dos terceras partes de los miembros para poder ser consideradas. Los creadores del presupuesto, sin embargo, no podían hallar un compromiso que garantizara esos votos. Valiéndose de reglas senatoriales, el presupuesto fue aprobado en la cámara dividido según partidos, con un voto de 19 a 12. Todos los republicanos votaron por el presupuesto y todos los demócratas votaron en contra. Aunque aprobar el presupuesto con voto bipartito es ideal, simplemente no fue una opción esta sesión. Esperar la aprobación de las dos terceras partes hubiera llevado a un parate legislativo. El no producir un presupuesto aprobado sería desastroso para las escuelas públicas, hospitales estatales y la policía.

5. Debe ser ahora negociado con la cámara baja

Ahora que el Senado aprobó su versión de la medida HB 1, se dirige a esa cámara baja. Ésta debe decidir si acepta los cambios hechos en el Senado o si la medida va a conferencia. En conferencia, miembros elegidos de cada cámara negociarían los $12 billones de diferencia entre las dos presupuestas. El compromiso debe después ser aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes, antes de ir al gobernador para que lo vete, lo apruebe o lo ignore hasta convertirse en ley.

arriba