Comunicado de prensa
del Senador Estatal Robert Nichols

DE DIFUSION INMEDIATA
Noviembre 20, 2008
Contacto: Alicia Phillips
(512) 463-0103

Creighton y Nichols introducen medida para proteger a tejanos de la amenaza de pozos inyectores

AUSTIN – Esta semana, el Senador Estatal Robert Nichols (R-Jacksonville) y el Diputado Brandon Creighton (R-Conroe) introdujeron tres medidas cada uno para tratar el peligro de los pozos inyectores.

La primer medida (HB 177 y SB 273) ordenaría a operadores de pozos inyectores analizar la calidad del agua y suelo, y reportar regularmente los resultados al estado.

"El público tiene el derecho de saber si las fuentes de agua están seguras", dijo Nichols. "Si hay un problema por un pozo inyector, debe detectarse y actuar lo más rápido posible".

Los pozos inyectores usan bombas muy potentes para introducir desechos y a veces materiales contaminantes en basurales subterráneos. Su uso es altamente controversial por el posible riesgo de contaminación del agua y suelo.

Creighton hizo hincapié en que esta medida era solo la primera de varias relativas a la seguridad de pozos inyectores.

"Yo trabajaré con el Senador Nichols y otros legisladores para proteger a los tejanos que son vulnerables a estos problemas de pozos inyectores", dijo Creighton. "Esta medida es un primer paso de sentido común".

Las medidas idénticas requerirían a operadores de pozos inyectores conducir exámenes in situ de agua y suelos. El operador debe reportar entonces los resultados a la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas (TCEQ) de manera regular, y de forma inmediata cuando se detecta un cambio en la calidad.

La segunda medida (HB 178 y SB 274) trata en dónde pueden ubicarse los pozos. La medida prohibiría pozos dentro de media milla de una vivienda, iglesia, escuela, guardería, parque público o fuente pública de agua.

"Los riesgos de pozos inyectores no son entendidos completamente", dijo Nichols. "Debido a estos riesgos, debemos mantener los pozos inyectores lejos de donde vive, trabaja y juega la gente".

La medida también prohibiría los pozos inyectores en viejos pozos petroleros.

"La combinación de pozos de petróleo y pozos inyectores es impredecible y altamente arriesgada", dijo Creighton. "No hay razón para tomar tal riesgo".

La tercer medida (HB 179 y SB 275) requeriría a TCEQ establecer reglas sobre instalaciones para pozos inyectores. Esta medida podría afectar directamente un propuesto pozo inyector en el Condado Montgomery, un pozo al que Nichols y Creighton se oponen.

Mientras tanto, Nichols y Creighton están trabjando con residentes del Condado Montgomery para prevenir que TCEQ apruebe un permiso. El 19 de noviembre, el grupo Residentes Preocupados Opuestos a los Pozos (CROW) enviará una delegación a Austin para oponerse publicamente al pozo inyector en frente de TCEQ.

"Los residentes del Condado Montgomery han hecho clara su inquietud, y nosotros vamos a hacer todo los posible por apoyar sus esfuerzos", añadió Creighton.

Nichols urgió a TCEQ considerar más altamente la opinión de los ciudadanos preocupados.

"Esta es la gente que sufrirá si algo funciona mal", dijo Nichols. "Espero que TCEQ dará a su testimonio una detenida consideración".

arriba