Comunicado de prensa
del Senador Estatal Robert Nichols

DE DIFUSION INMEDIATA
Abril 10, 2008
Contacto: Alicia Phillips
(512) 463-0103

Nichols continúa llamado para terminar con programas de entrenamiento a prisioneros que reemplazan el trabajo de tejanos

AUSTIN – Hoy, el Senador Estatal Robert Nichols (R-Jacksonville) continuó su lucha para cancelar los contratos de industrias en prisiones que perjudican a empleos en el libre mercado.

“Yo apoyo el ayudar a los prisioneros a desarrollar su capacidad de trabajo, pero no a costa de empleos para hombres y mujeres que cumplen con la ley”, dijo Nichols.

Nichols brindó declaración en una audiencia de la Autoridad Supervisora a las Industrias del Sector de Prisiones Privadas, que se reunió hoy para decidir el destino del contrato laboral de prisioneros con la compañía Direct Trailers. En una previa reunión, Nichols, el Secretario de Agricultura Todd Staples y el Diputado Jim McReynolds (D-Lufkin) pidieron la cancelación del contrato con Direct Trailers debido a una competición injusta con negocios de libre mercado del área. La decisión final fue postergada hasta la audiencia de hoy.

“Bajo este programa, los negocios privados se ven forzados a competir con los costos reducidos del trabajo en prisiones”, dijo Nichols. “La competencia es buena, pero este no es un campo de juego nivelado”.

La competición del trabajo de prisiones ya ha contribuido a pérdida de empleos en el Condado Angelina. Hacia fines del año pasado, Lufkin Industries, ubicada a 85 millas de la prisión de Direct Trailers, anunció el cierre de su fábrica de trailers, que empleaba a 150 residentes del área. Lufkin Industries señaló la competición de Direct Trailer como una de las razones para el cierre.

Nichols arguyó que el contrato viola leyes estatales y federales que prohíben la operación de programas cuando existe un superávit de oferta en áreas aledañas. La Comisión Laboral de Texas identificó el superávit de oferta cinco meses antes de la firma del más reciente contrato con Direct Trailer.

“La ley es clara; cuando el programa produce pérdida de empleos en el área, el contrato debe darse por terminado y no debería haberse firmado en primer lugar”, dijo Nichols.

arriba