Comunicado de prensa
del Senador Estatal Robert Nichols

DE DIFUSION INMEDIATA
Mayo 17, 2007
Contacto: Alicia Phillips
(512) 463-0103

Legislatura aprueba medida para aumentar penas a aquellos que encubren crímenes mortales
Medida Otto/Nichols hace la adulteración de evidencia corporal un crimen de segundo grado

AUSTIN – El martes, la HB 872 del Diputado John Otto (R-Dayton), promovida por el Senador Robert Nichols (R-Jacksonville), fue aprobada por la Legislatura después del apoyo unánime del Senado. La medida, aprobada previamente por la Cámara de Representantes sin oposición, aumenta las penas por adulterar evidencia: de un crimen de tercer grado a uno de segundo grado.

“Deberíamos penalizar a todo aquel que adultera evidencia, pero cuando esa adulteración envuelve a un cuerpo humano, el acto es especialmente vil y muchas veces una manera de encubrir un crimen violento”, dijo Otto. “Los fiscales de distrito han pedido tener capacidad para enjuiciar esta adulteración más agresivamente, y la Legislatura ha tenido la voluntad de dársela”.

William Lee Hon, un fiscal de los distritos de Otto y Nichols, promovió la legislación después de tratar un caso especialmente atroz, donde un niño de cuatro años fue asesinado y enterrado en el patio de su casa. Debido al estado del cuerpo de la víctima, fue imposible condenar a uno de los dos sospechosos del asesinato, aunque estaba claro que ambos habían manipulado el cuerpo. Ambos sospechosos recibieron sentencias de solo diez años.

“El Diputado Otto y yo apreciamos profundamente que Lee Hon trajera este tema a nuestra atención”, dijo Nichols. “Como legisladores, es importante dar a nuestros fiscales de distrito los instrumentos que necesitan para enjuiciar adecuadamente los crímenes violentos”.

La pena máxima para un crimen de tercer grado es 10 años de cárcel y una multa no mayor de $10,000. La pena máxima para un crimen de segundo grado es 20 años de cárcel y una multa no mayor de $10,000.

La legislación va ahora al gobernador para su firma, antes de ser promulgada en ley.

arriba