Comunicado de prensa
del Senador Estatal Robert Nichols

DE DIFUSION INMEDIATA
Febrero 12, 2007
Contacto: Alicia Phillips
(512) 463-0103

Las dos primeras medidas de Nichols protegen a los propietarios
El Senador Nichols toma una firme posición por los derechos de propiedad y protección a propietarios contra crecientes impuestos

AUSTIN - El Senador Estatal Robert Nichols (R-Jacksonville) introdujo hoy dos medidas en el Senado de Texas. La SB 575 reduciría el incremento máximo gravable de viviendas, de un 10 por ciento a un cinco por ciento anual. La SB 576 prohibiría al gobierno expropiar una propiedad privada para uso recreativo público.

“Proteger los derechos de los propietarios es una de mis mayores prioridades”, dijo Nichols.

La SB 575:

“Debemos proporcionar una verdadera asistencia en los impuestos a los propietarios, y hacer la propiedad en Texas más económica y accesible”, dijo Nichols. “Limitando [el aumento de] la tasación de la propiedad habitada en un cinco por ciento, creo que estaríamos en camino de una muy necesaria asistencia”, agregó.

Además de la SB 575, cambiar el aumento máximo del valor gravable requiere una votación para enmendar la Constitución. Por lo tanto, Nichols introdujo la Resolución Senatorial Conjunta (SJR) 23, que, de aprobarse por la Legislatura, permitiría a los votantes hacer el necesario cambio constitucional.

Nichols elogió la reducción del impuesto a la propiedad aprobada por los legisladores en mayo pasado, pero dice se necesita una mayor asistencia.

“La Legislatura ha tomado pasos para reducir los índices del impuesto a la propiedad”, dijo Nichols. “Sin embargo, reducir el índice impositivo no es suficiente. Yo estoy comprometido a controlar los índices de tasación, que están fuera de control. Limitando el aumento máximo en cinco por ciento, junto a índices impositivos reducidos, proveerá una asistencia considerable a los propietarios”

La SB 576:

La ley en Texas actualmente permite al gobierno expropiar una propiedad privada para uso recreativo.

“Ningún propietario debería perder su techo para que otros tengan lugar donde jugar”, dijo Nichols. “El dominio eminente no puede ser usado nunca para recreación. Punto y aparte”.

La SB 576 no prohíbe de ninguna manera la venta voluntaria de propiedades, pero quitaría el derecho que tiene el gobierno a quedarse con la tierra contra la voluntad de su dueño.

La inspiración de Nichols para esta medida proviene de una experiencia personal como líder cívico en el Condado Cherokee.

“He visto a residentes pelear y luchar por años para mantener la tierra que su familia posee por generaciones”, dijo Nichols. “Nadie debería tener que pasar por tal adversidad solo por la recreación de otros”.

arriba