Senador Estatal José Rodríguez , Distrito 29

COMUNICADO DE PRENSA
De difusión inmediata
Abril 11, 2012
CONTACTO: Emily Amps Mora
(512) 463-0129

Rodríguez opina sobre juicio presentado por Planned Parenthood contra Comisión de Salud y Servicios Sociales de Texas

AUSTIN – El Senador Estatal José Rodríguez presentó hoy la siguiente declaración en respuesta al juicio de Planned Parenthood contra el estado en corte federal.

Declaración del Senador Rodríguez:

“Esta mañana, ocho afiliadas a Planned Parenthood en el estado iniciaron juicio federal contra la Comisión de Salud y Servicios Sociales (HHSC) de Texas, tratando de anular una disposición inconstitucional que amenaza el acceso a la atención médica de decenas de miles de mujeres de bajos ingresos. El juicio alega que es inconstitucional bloquear la participación de Planned Parenthood en el Programa de Salud de la Mujer (WHP).

Me alegra ver a Planned Parenthood luchando por proteger la salud de decenas de miles de mujeres en Texas.

Como declaré hace casi dos meses, estoy profundamente decepcionado por la decisión del Director Ejecutivo Suehs de HHSC, que expresa que los dirigentes sabían que posiblemente resultara en el fin de la participación de Texas en el Programa de Salud de la Mujer.

Poco después de estos cambios administrativos propuestos en agosto de 2011, le escribí al director Suehs urgiéndole cancelar estas enmiendas, ya que HHSC posiblemente no tenga suficiente autoridad para crear una regla que inhabilita la participación en WHP a afiliados de proveedores de aborto. Además, el gobierno no puede prohibir a proveedores de servicios procedimientos protegidos constitucionalmente, algo que la Corte Suprema de EE.UU. ha afirmado en múltiples decisiones. Al final, creo que esta regla será declarada inconstitucional por las cortes.

De aprobarse, las acciones tomadas por el Director Suehs, por órdenes del Gobernador Perry, ocasionarán la pérdida de $35 millones en fondos federales y un recorte dramático en los servicios de salud disponibles en el estado, especialmente considerando que lo que queda de la red de seguridad en Texas ya está sobrecargada y reducida.

Hasta hace poco, el gobierno federal pagaba el 90 por ciento del costo del Programa de Salud de la Mujer, y el estado pagaba el restante 10 por ciento. De 2007 a 2010, el estado gastó un total de $6,740,840 en el Programa de Salud de la Mujer. Durante el mismo período, el ahorro neto estimado para el estado fue de $87,840,258, según estimación brindada por HHSC. Gastar $7 millones para ahorrar $88 millones es una gran inversión.

Aún así, los líderes estatales continuaron mezclando los anticonceptivos con el aborto y difundiendo mitos, ignorando a la vez el hecho de que una en cuatro mujeres en Texas carece de seguro médico. Estos son los hechos: el Programa de Salud de la Mujer ofrece anticonceptivos, exámenes de cáncer de mama y cuello uterino, y otros servicios médicos básicos a mujeres sin seguro y de bajos recursos en Texas. No provee abortos.

Casi la mitad de las clientas del Programa de Salud de la Mujer reciben servicios de Planned Parenthood, el que no provee abortos en clínicas WHP. Como el mayor proveedor de atención médica dentro de WHP, las clínicas de Planned Parenthood son críticas en el éxito del programa.

A fines de 2009, El Paso perdió una de sus principales fuentes de atención médica reproductiva económica: Planned Parenthood. En el año siguiente a su cierre, alrededor de 900 mujeres y hombres perdieron la atención médica; y el índice de clamidia aumentó un 24 por ciento, el de gonorrea aumentó un 56 por ciento y el de casos de VIH aumentó un 43 por ciento.

Las mujeres de Texas no necesitan que su gobierno estatal –sea el gobernador o el director ejecutivo de una agencia estatal—les dicte dónde pueden obtener su examen Pap, mamografías o anticonceptivos".

Top