Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
Viernes 27 de agosto de 1999
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Senador Lucio anuncia la entrada en vigor de nueva ley DWI contra conductores ebrios

Austin, Texas - El Senador estatal Eddie Lucio Jr., demócrata de Brownsville, desea informar a los tejanos sobre la nueva ley que afecta a motoristas desde el 1ro. de septiembre de 1999.

"Es importante estar informado sobre nuevas leyes o cambios, como el contenido de alcohol autorizado en la sangre para conductores, que baja ahora de .10 a .08," dijo el Senador Lucio. "Soy el co-autor del Proyecto de Ley Senatorial 114, y lo hice con la premisa de que si puede salvar una vida, el proyecto es valioso. Esta legislación atenta reducir los accidentes causados por manejar embriagado en Texas".

"Yo presenté otra legislación en la pasada sesión para hacer las leyes sobre DWI más estrictas e integrales, pero aunque el Senado aprobó mi legislación, la Cámara de Representantes no lo hizo," explicó el senador. "Por ejemplo, una de mis propuestas era hacer los tests de aliento obligatorios cuando la persona es detenida por posible DWI, y el negarse a proveer una muestra de aliento equivaldría a una infracción penal de Clase B. Con un nivel menor de contenido de alcohol en la sangre, veremos probablemente más casos que se niegan a someterse al test de aliento, creando un problema a abogados acusadores que deberán probar casos de DWI sin tener este tipo de evidencia convincente."

El Senador Lucio también propuso incrementar la pena por homicidio no premeditado causado por intoxicación (intoxication manslaughter), de un delito de segundo grado con pena de hasta 20 años a un delito de primer grado con pena de hasta 99 años. Su meta era tratar todos los aspectos de DWI, especialmente el "tomador-problema", y tratarlos de una manera justa y más integral.

Bajo el proyecto de ley SB 114, un hombre de 170 libras tendrá que consumir más de cuatro tragos en una hora con el estómago vacío para alcanzar un grado .08 de contenido de alcohol en la sangre o BAC (Blood Alcohol Content), y una mujer de 137 libras necesitará tres tragos con el estómago vacío para alcanzar ese nivel.

El Senador Lucio dice que los conductores responsables que optan por opciones seguras cuando toman, por ejemplo llamando un taxi o designando a alguien que no toma para que conduzca, no deberían tener ningún problema en cumplir esta ley, porque ya lo están haciendo. Los tomadores problema y otros que niegan su condición y conducen bajo la influencia del alcohol están sujetos ahora a recibir una pena DWI más fácilmente con nuestra nueva ley en Texas.

Las penas por DWI no cambiaron. Por el primer DWI, penalizado como una infracción de Clase B, la persona podría recibir una multa de $2.000 y/o 180 días de prisión; y por el segundo DWI, penalizado como una infracción de Clase A, el castigo puede incluir hasta un año de prisión y una multa de hasta $4.000.

"Yo sé que todo conductor en Texas ya sabe que el manejar embriagado es peligroso, pero a veces aún los conductores cautos se sientan al volante pensando que no están impedidos y llegarán a casa sanos y salvos", agregó el Senador Lucio. "Esta ley persigue evitar ese riesgo, ya sea el arriesgar nuestra vida o la de otro; esta nueva ley debería obligarnos a ser más responsables que nunca como conductores".

Top