Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Marzo 4, 2010
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

El Senador Lucio le pide a los tejanos del sur que participen en el censo

Depende de nosotros el obtener o no los fondos federales que Texas merece, según cómo respondamos al censo cuyo proceso comienza el 1º de abril.

Desafortunadamente, California y Texas, dos de los estados más deficientemente censados, podrían ser los mayores perdedores después del conteo del censo de la última década, alrededor de $1.5 billón y $1 billón respectivamente en el período fiscal 2002-2012.

Esas pérdidas son especialmente preocupantes para la frontera, donde por tradición hemos sido insuficientemente servidos a pesar de nuestra creciente población.

Yo le pido a los tejanos del sur que llenen el simple formulario que le hace saber a Washington cuántos residentes tiene nuestra región. De este conteo se determina la distribución de cientos de billones de dólares federales a los estados y comunidades como la nuestra.

La Junta Examinadora del Censo de EE.UU. reportó en el año 2001 que PricewaterhouseCoopers, una de las mayores firmas contables en la nación, estimó que un conteo deficiente en el censo del 2000 resultaría en una pérdida de fondos federales de más de $4 billones en 31 estados y el Distrito de Columbia, con la mayoría de los fondos perdidos ($3.6 billones) en 58 de los condados más grandes de la nación en los siguientes 10 años. El estado concluyó que la pérdida de fondos se traduciría en casi $3,000 por persona que no es contada en estos condados.

Si pudiéramos recibir la totalidad del financiamiento federal para nuestro estado, imaginen los necesarios servicios que podríamos cubrir en el área.

El conteo del censo también determina cómo tratamos la redistribución de distritos electorales en legislaturas estatales. A partir del censo de la población cada diez años, diseñamos nuevos límites para distritos del Congreso y la Legislatura, así que ésta será una de nuestras funciones durante la Sesión Legislativa 82º en el 2011.

Como área de rápido crecimiento, estaremos compitiendo con otras regiones de Texas –especialmente áreas suburbanas—para los rediseñados distritos.

El censo también tiene un gran impacto en el sector privado, los negocios y manufacturas –desde aerolíneas hasta cines—que toman decisiones basadas en cifras demográficas. Cifras exactas pueden asistir mejor a empresas que toman decisiones vitales sobre dónde agregar vuelos o tal vez instalar una fábrica.

Para mí, existe también un fuerte elemento de deber cívico en llenar estos formularios. El censo es un requisito constitucional (Artículo 1, Sección 2) establecido cuando el Presidente George Washington firmó el Acta de Censos en 1790.

Mi padre crió a mis nueve hermanos y a mí para que creyéramos en lo que él llamaba “americanismo”. Nos enseñó que el servicio público, el servicio militar, el compromiso hacia la comunidad de uno, votar y participar en el censo son obligaciones hacia nuestro país y el precio que pagamos por tener un gobierno participativo.

Lleva menos de 10 minutos responder a diez preguntas básicas como nombre, género, edad, fecha de nacimiento, etnicidad o raza, familia y relación.

Los cambios al proceso del informe del Bureau de Censos y la introducción de la Encuesta Comunidad Americana, que recaba y produce información sobre población y viviendas cada año en vez de cada diez años, han resultado en un formulario más corto que en el pasado, facilitando el llenarlo y enviarlo de vuelta.

Como tenemos desafíos culturales especiales en la región fronteriza, sean nuestra especial cultura, barreras idiomáticas, situación inmigratoria o el frecuente sentido de que nuestra voz en la frontera no cuenta, estos temas deben ser totalmente tratados mediante una continua difusión pública para asegurar que todos sean contados.

Algunas localidades están usando el eslogan “donde usted duerme es donde debe ser contado”. Esto significa que los tejanos de invierno y todo aquel que viene de otras áreas y vive aquí durante el censo debería ser incluido.

Yo me uno a los medios, representantes del Bureau de Censos de EE.UU., funcionarios de gobiernos locales, líderes empresariales y comunitarios para trabajar juntos y lograr el conteo más completo que hemos tenido, y atraer así los fondos que nuestra población y el dinero de nuestros impuestos hace que merezcamos.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba