Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Enero 28, 2010
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Senador Lucio recuerda al público sobre necesidad de ley para cinturones de seguridad en buses escolares
Agradecido por falta de heridos graves en accidente de bus escolar en el distrito Los Fresnos

AUSTIN, TX – Aunque aliviado porque los niños involucrados en el accidente del bus escolar del Distrito Escolar Independiente Los Frenos no resultaron ayer gravemente heridos, el Senador Eddie Lucio Jr. hizo hincapié en la crítica necesidad de la ley que ahora requiere cinturones de seguridad en falda y hombros para todo nuevo bus escolar.

“Estoy muy agradecido que ninguno de los chicos involucrados en este accidente resultó herido de gravedad, y les deseo una pronta recuperación”, dijo el Sen. Lucio. Es de incumbencia del estado de Texas garantizar que la seguridad de nuestros niños en los buses escolares es la prioridad más alta, y esa es la razón por la que aprobé la legislación en el 2007, requiriendo cinturones de seguridad de tres puntos en todo nuevo bus escolar adquirido después del 1º de septiembre del 2010”.

La medida, llamada Ley Ashley y Alicia, fue parcialmente en respuesta a un accidente ocurrido el 29 de marzo del 2006, en que un bus chárter que llevaba a 23 jugadoras de fútbol de la Escuela Secundaria West Brook en Beaumont tuvo un accidente en ruta hacia un partido. El bus volcó , muriendo dos jugadoras –Ashley Brown y Alicia Bonura—y hubo otros heridos de gravedad. A pesar de su dolor, los padres de los estudiantes abogaron activamente por un cambio. Su activismo hizo que el distrito Beaumont ISD se convirtiera en el primer distrito escolar de Texas en requerir que todo nuevo bus esté equipado con cinturones de seguridad, y llevó a la aprobación de la legislación.

“No tiene sentido y envía un mensaje mixto a los chicos cuando los buses escolares son el único tipo de transporte donde no se tienen que abrochar el cinturón”, dijo el Sen. Lucio. “Los buses escolares que tienen impactos laterales convierten a los niños en muñecos de trapo”.

Aunque construida con seguridad, la tecnología actual de buses escolares tiene 30 años. Ellos están diseñados para impactos frontales, no para accidentes de impacto lateral o choques con vuelco. Con nada que contenga a los estudiantes en sus asientos, pueden ser impulsados dentro del bus, chocar contra superficies duras o ser expelidos del bus.

“Desde el 2002, hay disponible una nueva tecnología de cinturones de seguridad falda-hombros de varios productores y a un precio razonable. Para instalar el sistema de cinturones de seguridad falda-hombros de tres puntos en buses nuevos, cuesta de $7,000 a $10,000. Eso es menos del 10 por ciento del costo total de un bus nuevo”, explicó el Sen. Lucio. “Es alrededor de dos a tres centavos por estudiante por día. Comparen esto con el escalofriante costo de solo un accidente”.

El costo de adaptar los buses con el sistema de cinturones de seguridad será pagado por el estado y donantes privados. Una asignación de $10 millones durante la Sesión Legislativa 81 financiará los cinturones de seguridad para el número promedio de nuevos buses escolares comprados normalmente cada año.

“Mi corazón va a las familias de los estudiantes involucrados en este accidente, que deben estar tan preocupadas”, agregó el Sen. Lucio. “Debemos minimizar la preocupación de los padres que confían a sus niños a nuestras escuelas”.

Nota: El Jefe de Personal Ian Randolph está encargado de este tema para el Sen. Lucio, tel: (512) 463-0127.

arriba