Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Mayo 20, 2010
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Rindamos a nuestros héroes nacionales el honor que se merecen en el Día de la Memoria

Para mí el Día de la Memoria es uno de los feriados más conmovedores observados en nuestro país.

Aunque lo celebramos tomándonos el día libre de trabajo o escuela, si nos tomamos el tiempo de leer las historias de valentía, patriotismo y sacrificio de nuestros hombres y mujeres en uniforme a través de nuestra historia, este día puede obtener un nuevo significado --su verdadero significado.

El Día de la Memoria, celebrado el último lunes de mayo, comenzó en respuesta a la carnicería sin precedentes de la Guerra Civil, en la que perdimos a 200,000 soldados de ambos bandos.

Aunque las cifras varían, en las cinco guerras importantes que ha peleado nuestro país, incluyendo la Guerra Civil, I Guerra Mundial, II Guerra Mundial, Corea y Vietnam, han habido cerca de 600,000 muertes en combate. Otros murieron como parte de la guerra pero no directamente en combate. Aunque no muerieron en combate, sirvieron heroicamente en apoyo militar.

En la guerra contra el terrorismo, incluyendo el campo de Irak y Afganistán, hemos perdido ya más de 4,000 soldados.

Estas cifras representan muertes que afectan a cónyuges, hijos, padres, familias y comunidades enteras.

Yo recuerdo la mirada triste de mi padre, un ahora fallecido veterano de la II Guerra Mundial, cuando se acordaba de las penurias y sacrificios que hizo él y sus compañeros en armas, muchos de los cuales no volvieron a casa. Por mi padre entendí no solo el horror de la guerra, sino el precio que pagan los soldados en nuestra defensa.

Hagamos del Día de la Memoria el feriado que intentó ser: celebremos nuestra libertad, rindiendo honor a los héroes que murieron para protegernos.

arriba