Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Marzo 25, 2010
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Recortes de presupuesto en HHSC afectan negativamente a los tejanos más necesitados

Al prepararse la Legislatura de Texas para otra sesión legislativa, planeada para enero del 2011, el presupuesto vuelve a ser de central importancia.

Enfrentando una sufriente economía, los legisladores hemos empezado a tomar pasos para prepararnos financieramente para el futuro.

El gobernador, el portavoz de la Cámara de Representantes y el vicegobernador han pedido a las agencias estatales que presenten propuestas con maneras de recortar un cinco por ciento de sus presupuestos.

La reducción del cinco por ciento será para los años fiscales 2010-2011, lo que no significa necesariamente que no habrá más recortes en el próximo bienio.

Examinando las varias propuestas en las últimas semanas, no puedo sino preguntarme si los recortes generalizados son la mejor solución.

El 11 de febrero, la Comisión de Salud y Servicios Sociales (HHSC) celebró una audiencia pública para explicar sus propuestas de recortes presupuestarios. La agencia está encargada de hacer estas reducciones sin disminuir el financiamiento al Programa de Seguros Médicos para Niños (CHIP), la atención comunitaria de Medicaid, adopciones temporales y subsidios por adopción.

Los dirigentes de agencias fijaron estos parámetros, y yo los aplaudo por proteger estos programas. Sin embargo, a HHSC le queda todavía el difícil trabajo de reducir su propio presupuesto en un cinco por ciento, como toda otra agencia.

HHSC está proponiendo una reducción del uno por ciento en reembolsos a proveedores de Medicaid. En la práctica, esto significa que a los doctores se les pagará menos por sus servicios.

Aún más, auque esta reducción del uno por ciento ayudará a la Comisión a acercarse al cinco por ciento de reducción presupuestaria, le costará al estado alrededor de $175 millones en fondos federales suplementarios que no recibirá.

Muchas áreas en Texas, incluyendo el sur del estado, sufren actualmente una escasez de proveedores de salud, así que reducir aún más el reembolso de Medicaid solo continuará desalentando a proveedores para aceptar pacientes de Medicaid o trabajar en áreas carenciadas en lo socioeconómico.

Medicaid también se verá afectada al dilatar una obra legislativa aprobada por mi hijo, el Diputado Eddie Lucio III, que permitiría a los padres acceder al programa Medicaid para sus hijos discapacitados. La Comisión está hoy proponiendo postergar la implementación de esta legislación por alrededor de seis meses, también por cuestiones presupuestarias.

Aún más, los servicios de salud mental parecen estar en riesgo bajo la propuesta de HHSC. Se eliminarán 50 camas en hospitales de Rusk, Norte de Texas, San Antonio y Terrell, resultando en 207 pacientes menos que serán servidos y 420 empleos menos para el 2011.

El congelar la contratación de empleados también ha sido implementado en toda agencia de HHSC. En breve, no se crearán empleos, el gobierno simplemente aumentará las listas del desempleo.

Mientras tanto, al continuar la economía su dificultoso paso por un deslucido pronóstico nacional, el estado siente el efecto por los nuevos inscriptos en los beneficios del gobierno distribuidos por HHSC.

Actualmente, la Comisión enfrenta un aumento del 55.5 por ciento en los pedidos de beneficios de alimentos del Programa de Asistencia Suplementaria a la Nutrición (SNAP), sumando $405 millones en beneficios extendidos a más de 3.3 millones de personas en marzo de este año, comparado con $221.4 a 2.3 millones en marzo de 2008.

La agencia también enfrenta un aumento del 11.1 por ciento en los casos de Atención Aguda en Medicaid solo este año, junto a un aumento de 7.4 por ciento en 2011. Esta es una agencia con crecientes demandas que está siendo forzada a reducir su presupuesto en la distribución de servicios de los que dependen muchos tejanos para su supervivencia básica.

Como miembro del Comité Senatorial de Finanzas, yo sé que hay que tomar decisiones difíciles, y sí, como todos los tejanos, el gobierno debe ajustarse el cinturón y reducir el gasto. Sin embargo, requerir a HHSC hacer recortes del cinco por ciento no parece justo, cuando la población a la que sirve está compuesta de niños, ancianos, enfermos y discapacitados de Texas.

¿A cuántos se les va a negar servicios? ¿Cuántos más empleos se perderán? Éstas son las difíciles preguntas que debemos tratar de contestar.

Sara González, tel. (512) 463-0127, maneja los temas de salud para el Senador Lucio.

arriba