Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Febrero 19, 2009
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Comunicaciones
(512) 463-0385

Medidas aumentarían participación en programas de alimentación escolar

AUSTIN, TX - En su continuo esfuerzo por tratar la obesidad y nutrición infantil, el Senador Estatal Eddie Lucio Jr. anunció hoy la introducción de tres medidas para aumentar la participación infantil en el Programa Nacional de Desayuno Escolar (NSBP) y el Programa Alimenticio de Verano (SFP).

En 2005-06, casi el 81 por ciento de los escolares en Texas calificaban para el desayuno gratuito o a precio reducido, pero solo un 28 por ciento participó en el programa. Estudios demuestran que un desayuno saludable reduce el riesgo de obesidad infantil y mejora el rendimiento escolar.

La medida SB 869 del Senador Lucio ofrecería desayunos a todos los estudiantes de distritos escolares en que el 60 por ciento o más de los estudiantes califican para comidas gratuitas o a precio reducido. La legislación estipula que, para recibir financiamiento estatal, el desayuno debe ser servido durante el día escolar, una importante provisión porque estudios muestran que la participación aumenta un 32 por ciento en las escuelas que así lo hacen.

Aunque la ley estatal requiere que las escuelas ofrezcan desayunos si al menos un 10 por ciento de los estudiantes califican para comidas gratuitas o a precio reducido, el Senador Lucio explicó que “muchos niños no aprovechan el programa porque el desayuno se sirve antes del día escolar y es difícil llegar tan temprano, o por el estigma asociado con las comidas gratuitas”.

La SB 910 requeriría que distritos escolares que participan en el NSBP ofrezcan desayunos gratuitos a estudiantes de escuelas primarias y medias que son elegibles para desayunos a precio reducido. Eliminar el co-pago familiar en niños que ya califican para desayunos a precio reducido eliminaría la carga administrativa para la escuela, y ha aumentado exitosamente la participación en hasta un 40 por ciento en otros estados.

Desafortunadamente, muchos niños en Texas que dependen de las comidas escolares suelen pasar hambre o aumentan de peso excesivamente con mala alimentación durante los meses de verano, porque ya no tienen acceso a las más saludables comidas escolares. El programa SFP de Texas provee comidas nutritivas a niños de bajos ingresos durante los meses de verano, en escuelas o lugares alternativos, con reembolso federal por cada comida servida. El Centro de Recursos Acción Alimenticia informa que en Texas, menos del 10 por ciento de los niños de bajos ingresos participan en el SFP. Si el estado pudiera servir alimentos a este 40 por ciento de participantes de almuerzos escolares, recibiría $38.4 millones más al año del gobierno federal.

Para aumentar la participación en el SFP, el Senador Lucio introdujo la SB 867, requiriendo a distritos escolares servir comidas en verano por 30 días de semana consecutivos en distritos donde por lo menos la mitad de los estudiantes califican para almuerzos gratuitos o a precio reducido. La ley actual trata solo de distritos con por lo menos el 60 por ciento de estudiantes que califican, pero un cambio al 50 por ciento acercaría más a Texas a las recomendaciones federales.

La SB 867 también requeriría a juntas escolares emitir avisos públicos oficiales si declinan auspiciar el servicio de comidas en verano, lo que alertaría a la comunidad a participar más en el programa y eventualmente ayudaría a expandirlo.

“La necesidad no para en los meses de verano”, dijo el Sen. Lucio. “Texas tiene que hacer más para expandir el número de lugares que sirven comidas en los meses de verano, y debemos trabajar para aumentar el número de semanas en que operan hoy nuestros programas”.

“Al continuar la economía en recesión, más y más estudiantes deberán depender de las comidas escolares como fuente principal de nutrición”, agregó. “Los programas de almuerzos escolares en verano son una manera viable para estos niños”.

arriba