Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Abril 30, 2009
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Hay que otorgar seguro médico a sobrevivientes de agentes del orden

En el 2007, una joven esposa y madre llorando la muerte de su marido, un guardaparques asesinado, se enfrentó a decisiones que incluyeron cómo hacer para sobrevivir.

Como si esta situación no fuera lo suficientemente dolorosa, ella se enteró de que su prima de seguro médico aumentaría de $300 a más de $1,000 al mes. El estado le demandó que pagara el costo que el empleado paga normalmente, más la porción del estado para el empleado --su marido Justin Hurst de El Campo.

Imposibilitada de pagar este precio, Amanda Hurst comenzó a averiguar otros precios pero era rechazada una y otra vez por una condición preexistente, el haber solicitado consejería por duelo a causa de la muerte de su marido.

Aunque el caso de la Señora Hurst parte el corazón, no es ella sola. Los sobrevivientes de agentes de policía en toda Texas continúan enfrentando tal injusticia, que se supone no debería pasar nunca.

Trabajando juntos con la Asociación Combinada de Agentes Policiales de Texas (CLEAT), yo logré aprobar una medida en 1997 que intentaba que los familiares sobrevivientes de agentes del orden caídos pudieran continuar comprando el seguro médico de sus empleadores al mismo precio que pagaban los agentes antes de morir.

Muchos empleadores, especialmente condados y municipalidades, han cumplido con la intención del estatuto. Sin embargo, algunos no lo han hecho, incluyendo el estado de Texas.

A CLEAT le sorprendió saber que el estado estaba forzando a sobrevivientes de agentes del orden pagar estas increíbles primas de seguro médico.

Básicamente, el Sistema de Jubilación de Empleados Estatales de Texas cobra a los sobrevivientes el precio familiar –el costo de dos adultos más dependientes.

Después de conocer estas situaciones de boca de otras familias sobrevivientes, decidí actuar tan rápidamente como fue posible. En esta sesión, he tenido la oportunidad de introducir legislación aclarando que un sobreviviente de agente del orden en Texas muerto en cumplimiento de su deber puede continuar comprando el seguro médico del empleador y al precio pagado por empleados activos.

Con la medida SB 872 estamos corrigiendo una grave injusticia a las familias de aquellos que ponen su vida en peligro para protegernos.

La medida también cambiaría la ley actual que dice que la elegibilidad expira cuando el cónyuge sobreviviente se vuelve a casar o es elegible al seguro de otro empleador. Actualmente, una vez que se da de baja la cobertura, no puede volver a obtenerse. Aunque no existe garantía que el nuevo matrimonio dure, el sobreviviente se ve forzado a no casarse o cancelar la cobertura. Esto es especialmente problemático cuando hay niños involucrados. Aún más, otras opciones de seguro no deberían excluir a la persona de continuar con el seguro de su cónyuge, y lo mismo debería ser para los dependientes menores.

La medida también contiene provisiones que requieren al empleador enviar un segundo aviso escrito por correo certificado al sobreviviente elegible, no más de 150 días después de la muerte del agente, y da al sobreviviente 180 días en vez de solo 90 para decidir si continuar con la misma cobertura médica.

Esta medida trata simplemente de hacer lo correcto por aquellos que sirven a nuestro estado y sus ciudadanos con tanta valentía. Más que nada, permitiría saber a las familias de aquellos que han muerto, que nosotros honramos su sacrificio y que Texas mantendrá su compromiso con las familias de estos héroes.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba