Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Abril 8, 2009
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Potencial de Texas como productora de energía limpia en el país

En esta sesión legislativa propusimos casi cien medidas que llevarían a Texas a crear o expandir proyectos para reducir nuestra dependencia en combustibles fósiles, reemplazándolos con energía limpia.

La organización Texas Is Hot dijo en su página electrónica: “Conservar energía es, sin ninguna duda, la opción más fácil para reducir nuestro gasto, ayudar al medioambiente y disminuir la dependencia energética de nuestro país. Sin embargo, un informe de octubre 2008 del Consejo Americano para una Economía Eficiente Energéticamente calificó a Texas como 19º en la nación en programas que promueven la eficiencia energética en viviendas, aparatos, transporte y servicios eléctricos. Podemos cambiar esto. Pero debemos empezar ya”.

Yo estoy de acuerdo en que tenemos que empezar ahora, especialmente porque Texas es el primer estado en la nación en consumo de energía.

Mi propuesta SB 1419 ordenaría a compañías eléctricas a aumentar la cantidad de electricidad que generan a partir de fuentes renovables que no sean “viento de alta capacidad”, para llegar a la meta de 4,000 megavatios --alrededor del cinco por ciento de la capacidad eléctrica total del estado--para el año 2020, usando energía solar, geotermal y de viento de menor escala.

La energía renovable es la generada a partir de recursos naturales, como luz solar, mareas, lluvia, viento, masa biológica y calor geotermal, que puede regenerarse naturalmente.

El Informe 2008 de Energía Eficiente en Viviendas, de la Contraloría de Texas, reveló que mientras la industria representa la mitad del consumo de energía en nuestro estado, el consumo de las viviendas representa un 14 por ciento de la demanda.

“La mayor parte de esa energía es electricidad, más energía que la de la vivienda promedio en el país, por la que los tejanos pagan un alto precio: el costo suma hasta un 45 por ciento más por año que los estados vecinos, y 56 por ciento más por año que el promedio nacional de viviendas”, agrega el informe.

Los propietarios también pueden beneficiarse de los programas de energía limpia. Y nos encaminamos a eso. Texas ya ha cumplido la meta legislativa para el 2015 de 5,880 megavatios (MW) de energía de viento. Ahora debemos utilizar otros recursos de energía renovable aparte del viento. A pesar de nuestra privilegiada posición nacional en recursos solares, todavía no hemos desarrollado proyectos solares a gran escala en este estado, ni hemos utilizado los miles de posibles megavatios de energía geotermal contenida en las rocas y fluidos dentro de nuestra corteza terrestre.

El sur de Texas tiene una rica fuente de recursos geotermales –vapor y aire caliente atrapado bajo la Costa del Golfo—que podrían propulsar una planta eléctrica o usarse directamente como calefacción y aire acondicionado en edificios.

Por otro lado, los grandes desechos agrícolas que generalmente se queman en el sur de Texas podrían ser convertidos en energía renovable de biomasa para usar en nuestros hogares. El beneficio agregado es que en vez de contaminación y bruma por la quema agrícola, podríamos crear un mercado de energía de biomasa para nuestra área y más allá.

La biomasa es material orgánico proveniente de plantas y animales que contiene energía almacenada proveniente del sol. Como siempre pueden crecer más árboles y cultivos y siempre va a haber desechos orgánicos, la biomasa es una muy buena fuente de energía renovable.

Otro gran beneficio es la creación de empleos ‘verdes’ o ecológicos. Por ejemplo, algunas compañías de paneles solares de Texas se han expandido más allá de sus ciudades base, lo que ha llevado a institutos técnicos a empezar a entrenar a instaladores de paneles.

Tenemos recursos renovables increíbles aquí mismo en Texas, con un inmenso potencial para proveer energía a nuestras viviendas, escuelas, negocios e iglesias. Al hacerse más común los renovables, el costo de expandirlos bajará, y lo mismo harán las emisiones de gases de invernadero.

Texas está preparada para convertirse en líder de energía renovable en el país, y yo, junto con muchos de mis colegas, estamos preparados para asistirla en ese papel.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba