Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Mayo 14, 2008
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Reforma a seguros médicos para cubrir los no asegurados y salvar vidas

El galardonado Plan Médico de Empleadores de la Cámara de Comercio de Lubbock alardea de una inscripción de 10,000 personas.

Lanzado en el 2006 a consecuencia de la medida SB 10 aprobada durante la Sesión Legislativa 78º, el plan de salud se convirtió en una colaboración comunitaria, con la participación de dos importantes sistemas de hospitales del área y varias compañías de seguros médicos. Durante el primer año del programa, los negocios con 15 empleados ahorraron $12,000 y aquellos con 70 ahorraron $100,000.

Al asistir a una reciente audiencia del Comité Senatorial de Finanzas en el que sirvo, me enteré por la gente de Lubbock de su exitoso plan médico y empecé a considerar la posibilidad de planes similares en otras regiones del estado.

Representantes del Proyecto Regional de Cobertura Médica de Texas Central declararon en esta misma audiencia que ofrecer un plan de salud básico de múltiples condados a precios asequibles para pequeños empleadores y sus empleados mejoraría la salud y acceso a la atención médica de aquellos asegurados por el programa. También expresaron que tal plan ayudaría a pequeños negocios a permanecer competitivos y mantener una fuerza laboral sana.

El Departamento de Seguros de Texas (TDI) informa que el número de empleadores que ofrece cobertura médica disminuye cada año debido al alto costo. Los hospitales también son afectados negativamente por los no asegurados. La Comisión de Salud y Servicios Sociales (HHSC) de Texas nos dice que los gastos de atención médica incobrables han aumentado de $5.5 billones a $11.3 billones en un período de cinco años, cuenta que terminan pagando los contribuyentes.

La reforma es altamente necesaria. HHSC informa que la meta general de la reforma es aprovechar al máximo la inversión en atención médica para obtener un uso más eficiente del financiamiento y resultados en salud, incluyendo inversión en la atención preventiva, reducción del número de tejanos no asegurados y optimización del financiamiento a Medicaid.

Otra medida, también llamada SB 10 de la Sesión Legislativa 80º, autorizó un plan de subsidio de salud --la Fuente de Oportunidades Médicas (HOP)--que busca brindar más cobertura médica a tejanos de bajos ingresos, reducir la dependencia en onerosas visitas a salas de emergencia para atención básica, y ayudar a que los trabajadores pobres puedan adquirir seguros médicos auspiciados por su empleador.

Alterando su previo sistema con una excepción sometida al federal Centro de Servicios Medicare y Medicaid, HHSC ha detenido la primera fase de implementación de HOP, que hubiera brindado cobertura a partir de este otoño a los padres de niños en Medicaid y CHIP por medio de su actual contrato con Organizaciones de Mantenimiento Médico. La agencia determinó que las limitaciones de este modelo superaban los beneficios, por lo que puso su enfoque en la solución a largo plazo, que proveerá a inscriptos en HOP subsidios para primas que les permitirá elegir entre opciones comerciales de seguros adecuadas a necesidades individuales.

El nuevo método también protege fondos para hospitales de seguridad de Texas, recompensa los esfuerzos locales innovadores para reducir la atención incobrable y establece mayor responsabilidad y transparencia al reportar costos médicos incobrables.

HHSC ha reportado que “reembolsar a hospitales en el extremo más caro de la atención médica hace poco por tratar las causas de raíz. Mejorar el acceso a la atención básica y preventiva moderará los costos y crecimiento de la atención a indigentes”.

Un cuarto de los tejanos carece de seguro médico, el mayor índice de no asegurados en la nación. Con un costo promedio de cobertura familiar en $12,000 al año, muchas familias no pueden pagar el seguro médico.

Un estudio del 2008 por Familias USA, una organización sin fines de lucro, halló que de 11,754,000 tejanos entre 25 y 64 años, un 27.8 por ciento no estaba asegurado. También señaló que los tejanos sin seguro se enferman más y mueren más rápido que los asegurados. Entre el 2000 y el 2006, casi 17,700 tejanos murieron en esa edad por falta de seguro médico.

Es imperativo que hallemos y financiemos programas que hagan el seguro médico económico para que lo compre el trabajador y lo ofrezcan las compañías. También debemos crear programas que provean acceso a la atención médica para los no asegurado, antes de que tengan que recurrir a la sala de emergencia, reduciendo así el costo para el contribuyente. Una de mis mayores prioridades para la Sesión Legislativa 81º es invertir en la obtención de una población más sana.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba