Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

Mayo 11, 2007
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Medida para Centro de Ciencias Médicas y Facultad de Medicina de UT en el sur de Texas aprobada en Senado

AUSTIN, TX – El Senado dio hoy su aprobación a una medida del Senador Eddie Lucio Jr. que permitiría a la Junta de Regentes del Sistema Universidad de Texas establecer un Centro de Ciencias Médicas de UT en el sur de Texas, incluyendo una facultad de medicina y otros programas para títulos relativos a la salud.

“Esto sienta las bases para una facultad de medicina completa, requiriendo que los primeros dos años de un programa para estudiantes de medicina se ofrezcan en la Universidad de Texas en Brownsville”, dijo el Senador Lucio, quien agregó una enmienda con esta provisión a la SB 420, a pedido del Diputado Eddie Lucio III.

La enmienda agrega los condados Brooks, Jim Hogg, Kenedy y Zapata al área de servicio de la facultad médica. La medida original hubiera incluido solo los condados Cameron, Hidalgo, Starr y Willacy en la región de la institución.

“La apertura de una facultad médica en el Valle del Río Grande ayudaría a atraer doctores a un área insuficientemente servida y brindaría a estudiantes en la región la oportunidad de asistir a una facultad profesional”, dijo el Sen. Lucio. “Actualmente, existe solo una universidad profesional al sur de San Antonio: la Facultad de Farmacia Irma Rangel de la Universidad Texas A&M en Kingsville”.

La nueva medida requeriría el establecimiento de instalaciones para investigación y entrenamiento dentro de la infraestructura existente en el Centro Regional Académico de Salud (RAHC) en UT-Brownsville, UT-Panamericana y en Harlingen, con un costo estimado de $28 millones para empezar. Actualmente, existen ocho facultades médicas en Texas, siendo San Antonio la más al sur.

La SB 420 también es importante porque aumentaría la disponibilidad de doctores culturalmente adaptados a la población del área. Los problemas de comunicación son menos frecuentes cuando los profesionales de salud entienden y han sido educados en acuerdo a la composición cultural de la población. Además, estudios muestran que los estudiantes de medicina de áreas insuficientemente servidas tienen más posibilidad de quedarse a trabajar en el área.

Texas también tiene menos doctores per cápita (152 por 100,000 hab.) que el promedio en la nación (220 por 100,000 hab.), lo que empeora la crisis médica: una población en rápido crecimiento y con mayor susceptibilidad a la obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas y cáncer. Para el 2020 ó 2025, la escasez podría llegar a los 200,000 médicos, o un 20 por ciento de la fuerza laboral. Estudios recientes indican que los condados del Valle del Río Grande han sido designados como Areas Insuficientemente Servidas a nivel Médico por el Departamento de Servicios Estatales de Salud.

Un estudio del 2002 de la Junta Coordinadora de Educación Superior sobre nuevas facultades médicas señaló que, de establecerse otras facultades, deberían: (1) estar en un área de alta población servida por un número de médicos significativamente menor al promedio estatal, (2) tener la capacidad de tratar temas de acceso geográfico, con diversidad en la fuerza laboral médica, y (3) dar al estado la capacidad de construir sobre una significativa inversión previa que haya hecho, junto a otras entidades, para la educación y servicios médicos. El Valle del Río Grande y El Paso figuraban como posibles lugares.

“Debemos presionar para tener una facultad médica en la región del sur de Texas, o seguiremos perjudicando las necesidades médicas del área y su gente”, añadió el Sen. Lucio. “Es hora de poner el proceso en funcionamiento”.

La medida va ahora a consideración de la Cámara de Representantes.

Nota: Perla Cavazos, Primera Analista Legislativa, está encargada de esta legislación. Tel.: (512) 463-0127.

arriba