Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

Marzo 21, 2007
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Senador Lucio declara el 21 de marzo como día de difusión de las alarmas de humo
Rinde honor a la vida del fallecido Senador Frank Madla

AUSTIN, Tx – El Senador Eddie Lucio Jr. conmemoró hoy la vida de su viejo amigo y colega, el ex Senador Frank Madla Jr., proclamando el 21 de marzo de 2007 como Día de Difusión de Alarmas de Humo en el Capitolio de Texas.

La Senadora Leticia Van de Putte de San Antonio es coautora de la Resolución Senatorial 491. Hoy fue también Día Legislativo de Bomberos, auspiciado por la Asociación Estatal de Bomberos y Jefes de Bomberos.

“Tener alarmas de humo en la casa puede evitar tragedias de incendio y la pérdida de valiosas vidas, como la de la Sra. Mary Cruz (suegra del Sen. Madla), el Senador Madla y su preciosa nieta Aleena (Virginia Jiménez)” dijo el Sen. Lucio. “La familia murió como resultado de un incendio en la casa de Madla en San Antonio, el 24 de noviembre del 2006. La esposa del Sen. Madla, Helen, sobrevivió a pesar de quemaduras. Ella asistió al evento con tres familiares.

El Jefe Estatal de Bomberos, Paul Maldonado, comentó: “Las alarmas de humo son esenciales para la seguridad contra incendios en la vivienda, porque nos avisan de la presencia de fuego en su primer nivel … Pueden salvarle la vida en su momento de mayor vulnerabilidad: cuando está durmiendo a la noche en su casa”.

“Las alarmas de humo son uno de esos instrumentos disponibles para ayudar a salvar vidas ante incendios, y yo totalmente recomiendo que cada hogar tenga por lo menos una, preferiblemente más”, dijo el Jefe de Bomberos de Brownsville, Lenny Pérez, presidente de la Asociación de Jefe de Bomberos de Texas. “Le pido a la gente que se comunique con su estación local de bomberos para ver si tienen un programa de alarmas de fuego y, si no, pido a las estaciones de bomberos que empiecen uno”.

La Asociación Nacional de Protección contra el Fuego informa que más de 700 vidas podrían ser salvadas por año con la presencia de una alarma de humo funcionando en cada vivienda. El índice de muertes por incendios de viviendas ha sido reducido a la mitad desde que se dispuso de alarmas de humo a baterías en los setentas. Estas muertes podrían reducirse en otro 36 por ciento si cada vivienda tuviera una alarma de humo funcionando, idealmente una en cada cuarto. Se debe comprobar regularmente el funcionamiento de las alarmas de humo y las baterías deben reemplazarse dos veces al año.

“Si la casa del Senador Madla hubiera estado equipada con alarmas de humo en funcionamiento, seguiríamos bendecidos con la presencia de estos tres bellos individuos”, agregó el Sen. Lucio. “Todo hogar debería estar equipado con alarmas de humo en cada cuarto, y debemos recordar mantenerlas en funcionamiento”.

arriba