Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Diciembre 6, 2007
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Valioso y creciente papel de profesionales de seguridad en Texas
Trabajando con fuerzas policiales para proteger al estado y la frontera

Al continuar creciendo la población de Texas (22.8% de aumento de 1990 al 2000) y siendo el terrorismo todavía una amenaza, el papel de los profesiones privados de seguridad adquiere mayor prominencia.

Como representante de la región fronteriza, conozco en profundidad que el trabajo que realizan las compañías de seguridad tendrá una crucial incidencia en el éxito de las fuerzas del orden para impedir el crimen local e internacional.

Muchas veces al frente de la investigación de actividades criminales, los agentes de seguridad e investigadores privados deben trabajar de manera cercana con su contraparte en agencias policiales para proteger nuestras comunidades. La presencia de un agente de seguridad en una planta energética puede disuadir a posibles terroristas, de la misma manera que un vehículo policial puede disuadir a posibles vándalos en los barrios.

La protección extra a negocios y comunidades que proveen los profesionales de seguridad es inconmensurable. El periódico Fort Worth Star Telegram informó en un artículo del 19 de marzo del 2003: “Agentes de seguridad patrullan puentes, plantas energéticas, aeropuertos y ferrocarriles de Texas como parte de un extenso plan para proteger a Estados Unidos contra el terrorismo, estando el país al borde de una guerra con Irak”.

El personal de seguridad refuerza el excelente trabajo de nuestros agentes de la patrulla fronteriza, inspectores de aduanas y oficiales de policías locales que no pueden de ninguna manera detener o apresar toda amenaza a la sociedad.

Los entrenados ojos y oídos de un agente de seguridad los pueden alertar mejor sobre actividades terroristas que los del ciudadano común, especialmente cuando los intrusos utilizan métodos de alta tecnología.

Además, los sofisticados crímenes perpetrados vía computadoras y otros sistemas tecnológicos pueden ser frustrados por agentes de seguridad contratados para proteger estos lugares de alta sensibilidad.

El extenso entrenamiento de agentes de seguridad es la mejor forma de obtener una mayor protección. La mayoría está autorizado a detener o arrestar a criminales, responder llamadas sobre actividades criminales y, en algunas áreas, extender advertencias por infracciones de tránsito.

Al intensificarse las discusiones sobre un muro fronterizo para mantener fuera a inmigrantes ilegales y potenciales terroristas, el llamado a un mayor trabajo policial local como alternativa más razonable se hace más fuerte. Es por eso que debemos agregar a este debate la necesidad de agentes de seguridad que trabajen junto a agentes del orden federales y locales en la frontera.

El Director de Seguridad Patria de Texas Steve McGraw dijo el año pasado: “En un momento, los profesionales de seguridad no eran vistos como parte importante en nuestra seguridad nacional. Hoy deben ser una parte importante”.

Independientemente del índice de criminalidad de una comunidad, la seguridad siempre es una parte integral. Los criminales y terroristas se encuentran en todos lados, pero, afortunadamente, también los agentes de seguridad. Ellos aseguran las terminales aéreas, marítimas y férreas, protegiendo a la gente, carga, propiedades y equipos. Son contratados para proteger edificios históricos como el Capitolio de Texas. En Austin, estos hombres y mujeres refuerzan el excelente trabajo de los agentes del Departamento de Seguridad Pública. Los servicios de seguridad son muy necesarios en todo edificio estatal, federal, condal y municipal, en nuestros aeropuertos y puentes, o en cualquier lugar donde pueda peligrar la seguridad pública.

Los profesionales de seguridad están siempre listos y con voluntad de responder a pedidos de asistencia de la policía, bomberos o servicios médicos de emergencia. También tienen un papel vital en la creación de reportes integrales donde describen sus observaciones y actividades durante su turno, para uso de sus empleadores o agentes policiales que tratan de resolver crímenes o apresar a delincuentes.

Para ser efectivos, los agentes del orden deben demostrar buen juicio y sentido común. Lo mismo ocurre con los agentes de seguridad. Estas cualidades son esenciales al entrevistar testigos o víctimas, al preparar reportes de casos y aún al dar declaraciones en la corte.

Su experiencia y conocimientos son invaluables al continuar con los esfuerzos para protegernos desde el pequeño delito hasta el terrorismo internacional. El rápido crecimiento de la población puede producir un aumento en el crimen, poniendo una pesada carga en los agentes del orden. Contratar la asistencia de oficiales de seguridad para proteger propiedades industriales, comerciales y privadas tiene sentido.

Felicito a ASSIST por continuar actualizando los niveles y entrenamiento de los oficiales de seguridad. Felicitaciones también al recientemente electo Presidente de ASSIST Dan Flores, por su contribución a esta gran organización. Van mis elogios además a sus antecesores y a los muchos agentes cuyo servicio y liderazgo ha aumentado la membresía e importancia de ASSIST. Más que nada, gracias a todo agente de seguridad por su activo papel en la protección de Texas.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba