Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Junio 22, 2007
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Tratamiento de las necesidades económicas de familiares de niños en custodia temporal

Recientes informes sobre niños que duermen en oficinas estatales y condales prueban que nuestro sistema de niños en custodia temporal del estado está fracasando. Una de mis medidas trata de hallar métodos para encontrar más hogares para estos niños, ubicándolos con familiares.

Promulgada en ley el domingo 17 de junio, la SB 723 ordena al Departamento de Servicios Familiares y de Protección (DFPS) determinar cuándo la posible ubicación de un niño con un familiar voluntario no se hace posible simplemente por razones económicas. Esta es una gran preocupación, especialmente a lo largo de la frontera, donde cultural y tradicionalmente nosotros “cuidamos de los nuestros” antes de confiar un miembro de la familia al estado. Mi medida nos permitirá ver si una mayor atención familiar a estos niños disminuirá la escasez de hogares.

Actualmente, el estado provee un mínimo de $20.56 por niño en custodia temporal –la cifra aumenta al aumentar las necesidades del niño. Las familias que atienden a niños en custodia temporal solo reciben un pago único de $1,000 más gastos anuales de hasta $500. Esta magra asignación desalienta a posibles familias que luchan por el diario vivir.

La ubicación de jóvenes con miembros familiares es, en su mayor parte, menos traumática, porque permite a los menores vivir con gente que conocen y confían. Además, ayuda a que los niños hagan y sostengan conexiones familiares extendidas, donde existe la familiaridad. Todo lo que podamos hacer para aumentar la remuneración a familias voluntarias para que se conviertan en custodios temporales es una situación ganadora por donde se la mire para todos, pero especialmente para los niños.

Recabando información sobre cuántas custodias temporales de familiares fracasan debido a impedimentos económicos, tendré evidencias para volver en la próxima sesión y promover legislación que provea un índice de reembolso adecuado para estas familias. La SB 723 también ordena a DFPS registrar cuánto dinero necesitarían los potenciales proveedores familiares de atención temporal para cuidar a un niño o a hermanos.

En el año fiscal 2005-06, casi 800 niños en mi distrito senatorial fueron sacados de sus hogares y puestos en custodia temporal del estado; sin embargo, para fines del 2006, solo había 62 hogares para una posible ubicación. Solo en el Condado Cameron, existen hoy 35 niños en custodia temporal esperando ser adoptados por haberse rescindido los derechos paternos de sus padres biológicos.

El número de niños en Texas en custodia temporal del estado aumentó en un 45 por ciento desde el 2001 hasta ahora, variando considerablemente según el condado. De 20,000 niños, 348 fueron sacados de sus hogares en el Condado Cameron, 345 en Hidalgo, 53 en Kleberg y 33 en Willacy hasta el 6 de junio, 2007. Agregando los condados aledaños en el sur de Texas, el total llegó a alrededor de 1,770.

Los trabajadores sociales responsables de estos niños y sus familias tienen un altísimo número de casos, todos con diferentes y graves problemas. Ellos deben responder a toda denuncia inicial de abuso y deben conducir evaluaciones antes, durante y después de su reubicación. Texas está dividida en 11 regiones de custodia temporal, y cuando DFPS no puede hallar un hogar dentro del condado del menor, el niño es ubicado lo más cerca posible.

Muchos de los problemas en el sistema actual resultan directamente de años de financiamiento crónicamente insuficiente. Como miembro del Comité Senatorial de Finanzas, trabajé en esta pasada sesión legislativa para aumentar los pagos a custodios temporales. Para el bienio 2006-07, asignamos $776.8 millones, y para el 2008-09, lo aumentamos a $845.9 millones, o un 8.8 por ciento de aumento.

Mi medida también requiere a agentes policiales tomar precauciones específicas al investigar una denuncia de violencia familiar si ésta ocurre en un hogar de custodia temporal. La seguridad en el lugar de ubicación temporal es esencial. Estos niños ya han sufrido suficiente dolor y penurias. No deberían ser expuestos a situaciones de temor, violencia o abuso en sus nuevos hogares.

Otra medida que promoví, la SB 758, hace numerosas mejoras que aumentarán la atracción de trabajadores sociales adecuados y proveerán inspecciones más detenidas de agencias que se dedican a la atención o ubicación de niños. Para asistir más a los niños en custodias temporales, esta legislación fortalece los servicios que pueden individualizarse para las necesidades específicas de cada niño.

Para las familias que adoptan niños, la medida dispone que reciban el mayor subsidio permitido que sería pagado a una familia de custodia temporal. Aumentando este subsidio, esperamos que las adopciones aumenten y provean a los niños hogares estables que los ayuden a realizarse.

Estoy seguro de que el tema de custodias temporales ha estado presente en las oficinas de mis colegas como lo está en la mía. Este es verdaderamente un tema a nivel estado: uno que debe solucionarse lo más pronto posible por el bien de los niños.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba