Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
Mayo 4, 2007
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Preocupación sobre muro en la frontera hace necesaria una cumbre fronteriza

El propuesto muro fronterizo se asemejaría a la Línea Maginot, la fortificación que construyeron los franceses después de la I Guerra Mundial para protegerse de futuras invasiones.

El muró probó ser un fracaso durante la II Guerra Mundial porque las fuerzas invasoras alemanas entraron por alrededor.

El muro fronterizo causaría serios daños económicos, ecológicos y sicológicos a aquellos que vivimos a ambos lados de la ubicación propuesta, pero probablemente no hará mucho para detener a los que cruzan el río.

He introducido la Resolución Senatorial Concurrente 43 en el Comité de Relaciones y Comercio Internacionales que presido, urgiendo al Congreso Nacional extienda visas láser de 30 días a seis meses, para dar a los mejicanos igualdad con los canadienses.

Las compras de visitantes mejicanos en la frontera de Texas equivalen a 9 billones de dólares anuales. Y los turistas mejicanos no solo visitan la región fronteriza, también viajan a otras partes del estado y país, inyectando millones de dólares en la economía de estas comunidades. Igual que nuestros visitantes mejicanos, miles de canadienses pasan sus inviernos en la Isla del Padre con sus visas de seis meses, aumentando los recursos del área.

El muro también podría afectar negativamente al comercio NAFTA de $700 billones en mercadería y servicios que los tres países –Estados Unidos, México y Canadá—disfrutan.

Para prevenir mayores daños, he pedido a nuestra dirigencia estatal celebrar una cumbre en la frontera --no en Washington D.C.--para dar a los ciudadanos, expertos, legisladores fronterizos y el sector empresa la oportunidad de expresar sus inquietudes e ideas alternativas a la barrera gradual de 153 millas planeada para ciertas ciudades y condados en la frontera de Texas.

La oportunidad de expresar opiniones fue denegada después que el Secretario del Departamento de Seguridad Patria de EE.UU., Michael Chertoff, renegara de la promesa de recabar la opinión de los ciudadanos locales antes de empezar a pensar en construir el muro.

Se ha reportado que él dijo a funcionarios de Laredo y miembros de la Coalición Fronteriza de Texas (TBC), el 21 de febrero de 2007: “Estoy de acuerdo en que, donde se tiene un río importante como obstrucción natural, el muro no es necesariamente la solución adecuada”.

TBC, el grupo compuesto de alcaldes, jueces condales, comisiones de desarrollo económico y empresarios fronterizos, continúa aportando ingeniosas propuestas. Sin embargo, Washington solo oye, pero no escucha. La cumbre sería el foro perfecto para investigar estas ideas.

Por ejemplo, el costo de $50 billones para construir el muro podría ser mejor usado para remover arbustos y vegetación, especialmente la agresiva caña Carrizo que bordea el Río Grande, donde se esconden los inmigrantes indocumentados y se depositan las drogas contrabandeadas. Este dinero también podría mejorar el trabajo de los sheriffs y la patrulla fronteriza.

Otra de las prioridades sería examinar planes a largo plazo para ayudar a que la economía de México expanda su base de empleos. El plan debería incluir una seria discusión sobre el programa de trabajadores invitados, que cubra las cambiantes necesidades laborales y empresariales de Estados Unidos sin usurpar empleos americanos. Tal programa podría ser una forma de asistencia humanitaria a los hambrientos y desesperados que cruzan el Río Grande en busca del sueño americano.

La tecnología virtual debería ser una alta prioridad. Existe una medida senatorial que propone un programa piloto de licencias de conducir de alta seguridad para que conductores de Texas viajen más fácilmente a y desde México. Una tecnología efectiva podría llegar a ser una manera menos intrusa de reducir la inmigración ilegal, mientras se da seguimiento a actividades sospechosas en la frontera.

El Sr. Dennis Nixon, presidente de la Alianza de Seguridad y Comercio en Laredo, dijo que “el Congreso está tan enfocado en el problema de la inmigración en la frontera sur que está ignorando las brechas en la frontera norte, que causan la mayor amenaza a la seguridad de este país desde 9/11”.

La cumbre también debería ser un foro para que Seguridad Patria nos informe de lo realista de las amenazas terroristas procedentes de México, especialmente desde el arresto de 17 terroristas el año pasado ocurrido en Canadá, no México.

Washington también necesita aclarar la amenaza de expropiaciones frente al río a propietarios de Texas, el poder del gobierno para usar propiedades privadas para uso público. Los tejanos no deberían perder sus tierras arbitrariamente para un muro federal.

Si los tejanos quisieran una división con México no hubiéramos construido 23 puentes internacionales que han aumentado el comercio de NAFTA y mantenido nuestros lazos culturales y familiares. El muro fronterizo puede dislocar nuestro progreso y amistad. Yo, por lo menos, trabajaré para ver que no se convierte en la Línea Maginot de Texas.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba