Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
Febrero 1, 2007
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Trabajadores accidentados podrían recibir asesoría legal

Actualmente en Texas, las personas accidentadas en el trabajo sufren una injusta desventaja en los juzgados. Su incapacidad de trabajar hace que tengan poco o ningún ingreso para pagar su representación legal.

En muchos casos, las aseguradoras eligen presentarse en juzgados de distritos cuando se le adjudica ingresos y/o beneficios médicos a los empleados accidentados, a nivel administrativo, porque saben que estos trabajadores muchas veces no pueden obtener representación legal. Consecuentemente, estos casos terminan muchas veces en sentencias en rebeldía.

Generalmente, las aseguradoras tienen ventaja porque pagar los costos judiciales es más barato que pagar beneficios. Y, en casos donde los trabajadores accidentados eligen representarse por sí mismos en la corte, las aseguradoras ganan por lo general porque tienen representación legal de abogados.

Yo introduje una medida que ayudaría a nivelar el campo de juego para ambas partes. La propuesta SB 287 daría a juzgados de distrito la autoridad para nombrar un abogado que represente a los empleados accidentados que han sido aprobados en el proceso de demandas administrativas.

Durante la sesión legislativa 79º, aprobamos la medida HB 7, eliminando la Comisión de Compensación a Trabajadores de Texas y trasladando la compensación a trabajadores a la autoridad regulativa del Departamento de Seguros de Texas (TDI). La HB 7 también creó una agencia independiente para proteger los intereses de trabajadores accidentados y abogar por su interés. Se llama Oficina de Asesoría a Empleados Accidentados (OIEC).

Esta agencia ha identificado casos de demandas que demuestran claramente cómo el actual sistema le está fallando a algunos empleados accidentados. La SB 287 es en respuesta a estos hallazgos. Si se le garantiza el derecho a asesoría legal a los trabajadores accidentados, las aseguradoras que ahora apelan casos en juzgados serán más sensatas a la hora de determinar cuándo tomar acción legal.

En los casos en que trabajadores accidentados ganan en la corte, la HB 7 ya ordena a aseguradoras pagar por los costos legales del trabajador. Sin embargo, los empleados accidentados tienen dificultad en obtener un abogado que los represente, ya que se enfrentan a la posibilidad de que no se les pague el costo. La SB 287 garantizaría que el abogado de un trabajador accidentado será compensado adecuadamente en tarifas legales razonables, en casos donde el trabajador accidentado pierde su caso. Las tarifas serán reembolsadas del Fondo de Daño Subsecuente (SIF), una cuenta con un balance de más de $40 millones. El fondo se mantiene con impuestos pagados por compañías de seguro y está administrado por el Departamento de Seguros de Texas. Mi propuesta usaría de manera más justa los fondos que las compañías de seguro ya pagan al SIF por requerimiento legal.

Nadie debería perder un caso judicial meritorio por falta de dinero para contratar un abogado. Nuestro sistema judicial debería basarse en la equidad, y, con la SB 287, quiero asegurar la justicia para ambas partes en casos de compensación a trabajadores.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba