Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
Enero 12, 2007
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Encontrar soluciones juntos: reflejo del sueño del Dr. King

Mi tema para la 80º Sesión Legislativa que comenzó el 9 de enero, 2007, es Encontrar soluciones juntos. Este mes, celebramos las contribuciones de un hombre cuyo trabajo expresó justamente ese tema.

El Dr. Martin Luther King Jr. trabajó para unir a la comunidad afroamericana y otros grupos interesados, para hallar soluciones a las injusticias sociales de la época. El 15 de enero es el día en que honramos la memoria de un hombre que imbuyó de poder a la gente para luchar por los derechos civiles, y la motivó para involucrarse en un proceso de cambio.

Trabajando con líderes y residentes de la comunidad, el Dr. King forjó una coalición que se opuso a la opresión de los afroamericanos en este país. Yo también trabajaré con mis colegas en la Cámara de Representantes y el Senado, así como la gente del sur de Texas, para lograr un consenso sobre leyes y financiamiento que realicen nuestras metas legislativas.

Aunque el total de la población afroamericana en mi distrito senatorial --que incluye los condados Cameron, Hidalgo, Kennedy, Kleberg y Willacy--es de solo un 8.7 por ciento, el área ha sido olvidada en cuanto a financiamiento y servicios por muchos años.

El sur de Texas no cuenta con una facultad profesional, aparte de la Facultad de Farmacia Irma Lerma Rangel en Kingsville, que ofrezca a nuestros residentes locales oportunidades de educación superior; ni una carretera interestatal que nos conecte con el resto del país; ni edificios escolares permanentes que reemplacen las dilapidadas aulas portátiles; ni un entrenamiento laboral extendido que resulte en empleos mejor pagados y atraiga a compañías a la región; ni un buen acceso a la atención médica. Como en la lucha del Dr. King que produjo el Acta 1964 de Derechos Civiles, juntos podemos hallar soluciones a estos problemas y otros. El Dr. King no fue el primero en tratar los derechos civiles ni tampoco logró aprobación de legislación sobre el tema de la noche a la mañana. El proceso puede ser largo y lento, pero la persistencia puede dar buenos resultados.

El camino de Montgomery, Alabama, a Oslo, Noruega, donde el Dr. King recibió el Premio Nobel de la Paz, fue largo. En su discurso dijo: “Este mismo camino ha abierto para todos los americanos una nueva era de progreso y esperanza. Ha llevado a una nueva medida de derechos civiles, y será, estoy convencido, ensanchado y alargado en una supercarretera de justicia, donde negros y blancos en números crecientes formen alianzas para superar sus problemas comunes”. A este grupo podemos agregarle: mujeres, hispanos, asiáticos, indígenas y otros grupos que han sufrido discriminación e injusticia y apelaron al gobierno para su reparación.

El Dr. King despertó en nosotros la necesidad de crear conciencia sobre la injusticia y valorar toda vida humana. Sus pacíficas manifestaciones nos recordaron que somos todos americanos, y que no deberíamos demandar solamente un mismo tratamiento ante la ley, sino oportunidades para mejorar nuestras familias y comunidades.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385.

arriba