Senador Eddie Lucio Jr.

NOVEDADES DEL CAPITOLIO
Febrero 3, 2006

RAHC ya probó su éxito y beneficios para el área

En menos de cuatro años, la División de Educación Médica del Centro Regional Académico de Salud (RAHC) ha graduado dos camadas de estudiantes de medicina y está por graduar una tercera. Hasta ahora se ha graduado un total de 47 estudiantes de medicina.

En base al enorme éxito de la División de Educación Médica del RAHC, estoy sumamente entusiasmado con los planes de construcción que ya han sido aprobados por el Centro de Ciencias Médicas de la Universidad de Texas en San Antonio (UTHSCSA) para un segundo edificio en el predio de Harlingen.

El segundo edificio en Harlingen se convertirá en el Centro de Investigaciones Clínicas Generales (GCRC), que funcionará como una extensión del GCRC de San Antonio. Creo que el Centro de Investigaciones en Harlingen atraerá al área un profesorado de primera categoría dedicado a la investigación, el que atraerá un cuerpo estudiantil aún mayor.

Estoy orgulloso de informar que, hasta ahora, los 47 graduados que han estudiado en el RAHC han aprobado el examen de la Junta Examinadora Médica y han asegurado posiciones de residencia en instituciones líderes de todo el país. La residencia es el paso final antes que el estudiante de medicina se convierte en doctor con todas las de la ley.

RAHC es un programa de educación e investigación médica que funciona a través del Sistema de la Universidad de Texas. Con la administración de UTHSCSA, RAHC provee educación clínica y entrenamiento en residencia a estudiantes universitarios y de postgrado.

En 1997, logré la aprobación de una legislación ordenando que el Sistema de la Universidad de Texas creara el RAHC en el Valle del Río Grande Bajo (LRGV). El RAHC fue establecido para producir nuevas oportunidades de entrenamiento médico en el sur de Texas, para ayudar a tratar la crónica escasez de profesionales médicos en el área.

La asociación de RAHC con UTHSCSA permite que sus programas entrenen un gran número de estudiantes, ahorrando el enorme gasto asociado con la formación de una nueva facultad de medicina.

Las personas que estudian en RAHC tienen acceso a aulas de gran avanzada, una biblioteca de medicina y recursos informáticos y administrativos, que asisten al trabajo de estudiantes y residentes.

En mis 20 años como legislador estatal, uno de los momentos más orgullosos de mi carrera ocurrió en el 2002, cuando RAHC abrió por primera vez las puertas de su División de Educación Médica. La construcción del establecimiento fue financiada con una asignación de 30 millones de dólares en bonos de ingresos por matrículas. Esta División da a estudiantes de medicina del Centro de Ciencias Médicas la oportunidad de terminar sus rotaciones clínicas en Harlingen. Las rotaciones clínicas son un aspecto clave de la educación en medicina porque dan a estudiantes una experiencia práctica supervisada y con pacientes reales.

Afortunadamente, muchos graduados de RAHC han optado por permanecer en el Valle para su entrenamiento en residencia y están cursando programas de medicina interna en el Centro Médico Bautista del Valle. Estos estudiantes son increíblemente importantes para el Valle, porque están familiarizados con las necesidades de residentes del área y ayudan a disminuir la escasez de doctores en la región.

Además de Harlingen, la División de Investigaciones Médicas del Condado Hidalgo en Edinburg también está cercana a ser funcional. El establecimiento permitirá al profesorado de UTHSCSA unir sus esfuerzos a los del de UT-Pan American para avanzar sus investigaciones en enfermedades y condiciones que afectan desproporcionadamente a residentes a lo largo de la frontera Texas/México.

Hace diez años, cuando recién empezamos a discutir planes para el RAHC, era difícil saber por dónde empezar. Hoy, el RAHC es una realidad que ha excedido ampliamente nuestras expectativas. RAHC es importante para residentes de LRGV por muchas razones. Su éxito prueba que con el apoyo financiero adecuado, el Valle tiene la capacidad y voluntad para crear y expandir instituciones de educación de alto nivel. El RAHC no sólo simboliza la ingenuidad y capital intelectual del Valle, sino que prueba nuestra capacidad para colaborar con otros en la construcción de algo que beneficiará a todos.

La decidida visión y apoyo de la Junta de Regentes de la Universidad de Texas ha alimentado la construcción y expansión del RAHC a cada paso de su camino. Ya se ha dado gran consideración a la construcción de un tercer edificio en Harlingen para educación e investigaciones médicas. Esta progresista manera de pensar y planear hará del RAHC un gran recurso médico no sólo para el Valle, sino para todo el estado de Texas.

Yo continúo dando todo mi apoyo al RAHC, sus estudiantes y a todos en el Centro Médico Bautista del Valle, y al Sistema de UT que hace posible esta operación.

Como siempre, si tiene alguna opinión o pregunta sobre éste u otros temas, no dude en comunicarse con mi secretaria de prensa Doris Sánchez al (512) 463-0385. Kate Volti, analista legislativa, maneja este tema para el Sen. Lucio.

arriba