Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

28 de abril, 2005
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Programa para evaluar riesgo de diabetes II aprobado por el pleno senatorial

AUSTIN, TX – El Senador Eddie Lucio Jr. logró hoy un compromiso para encargar la operación del programa de evaluación de riesgo de diabetes tipo II a la Oficina Coordinadora de Salud Fronteriza de la Universidad de Texas-Panamericana en vez de al Departamento de Servicios Estatales de Salud, como disponía originalmente la medida, al aceptar una enmienda del Senador Juan “Chuy” Hinojosa.

El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 1239 hubiera permitido al Departamento de Servicios Estatales de Salud de Texas (DSHS) coordinar el existente programa Acanthosis Nigricans para detectar la diabetes II entre escolares, y contratar a instituciones de educación superior como la Oficina Coordinadora de Salud Fronteriza, creada en 1990. El programa es administrado hoy en 11 de las 20 Regiones de Centros de Servicios Educativos, principalmente en áreas aledañas a la frontera y con alta población hispana. La medida permitiría la expansión a todas las Regiones, a medida que haya fondos disponibles.

“Felicito al Senador Frank Madla, coautor de la medida, por trabajar tanto conmigo para poder eventualmente lograr nuestra meta: que el programa de evaluación de riesgo de diabetes II se extienda a nivel estatal”, dijo el Sen. Lucio. “Vamos a continuar dando seguimiento al trabajo de la Oficina Coordinadora de Salud Fronteriza, para asegurar que este programa se haga sólido y viable”, agregó el Sen. Lucio.

La Oficina Coordinadora de Salud Fronteriza conducirá la evaluación como proyecto piloto, sujeto a conclusión en dos años, y deberá someter un informe a la Legislatura sobre la efectividad del programa de evaluación de riesgo.

Bajo el programa existente, los estudiantes son primero examinados para detectar Acanthosis Nigricans (AN) --una marca visible en el cuerpo y posible indicador de que la persona tiene o está en riesgo de desarrollar diabetes tipo II. Bajo la nueva medida, sin embargo, el enfermero escolar u otro profesional entrenado mediría primero el índice de masa corporal (BMI) del estudiante, y si éste es elevado, el estudiante sería examinado por AN y alta presión en la sangre. Los padres o tutores del estudiante recibirían la información, con una explicación de la evaluación y consejos para una mayor evaluación médica del escolar.

La medida mantendría al comité asesor del programa de evaluación de riesgo de diabetes II operado por el Consejo de Diabetes de Texas, que incluirá miembros de la Agencia de Educación de Texas, la Asociación Médica de Texas, un representante de instituto de educación superior, la Sociedad Pediátrica de Texas, dos enfermeros escolares (de área urbana y rural), un administrador de distrito escolar, la Asociación Americana del Corazón, la Asociación Americana de Diabetes, y el padre o la madre de un niño con diabetes II.

La medida será ahora considerada por la Cámara de Representantes.

arriba