Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

15 de marzo, 2005
CONTACTO: Doris Sanchez , Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Medida para perpetua sin posibilidad de libertad aprobada por Comité Senatorial de Justicia en lo Criminal

AUSTIN, TX – El Comité Senatorial de Justicia en lo Criminal votó hoy cuatro a dos (un ausente) a favor de la Medida Perpetua sin Libertad (Proyecto de Ley Senatorial 60) del Senador Eddie Lucio Jr., que daría a jurados tejanos una tercera opción de sentencia en crímenes capitales.

“Amigos”, dijo el Sen. Lucio a los miembros del comité, “la sentencia de perpetua sin posibilidad de libertad no es una idea nueva que no ha sido experimentada. La existencia de perpetua sin libertad es lo normal en nuestro sistema de justicia en lo criminal”.

Actualmente, 47 estados ofrecen perpetua sin posibilidad de libertad como opción de sentencia. Aún más, 36 de los 38 estados que permiten la pena de muerte ofrecen también perpetua sin libertad como opción. Solo Alaska, New Mexico y Texas no tienen esta opción. (Aunque está bajo consideración legislativa en New Mexico).

En Texas, las personas declaradas culpables de delito capital (por ej.: asesinato premeditado) pueden ser sentenciadas a cadena perpetua o pena de muerte. Sin embargo, bajo la actual ley de Texas, una persona sentenciada a cadena perpetua puede obtener libertad condicional después de 40 años en la cárcel. La ley se hace problemática para jurados que no creen que el acusado merece la pena de muerte pero tampoco quieren que salga libre en el futuro.

Esta medida aumentaría la capacidad del estado para sacar permanentemente a criminales peligrosos de las calles de Texas, dando a los jurados la opción de una “verdadera” cadena perpetua, sin posibilidad de libertad. La legislación agrega también una opción de perpetua sin posibilidad de libertad en casos capitales donde el estado no persigue la pena de muerte para el culpable.

El Senador Lucio, refiriéndose a la encuesta Scripps-Howard del 2004 en Texas, que muestra que el 78% de los encuestados están a favor de la cadena perpetua sin posibilidad de libertad, señaló: “No crean que esto debilita nuestro apoyo a la pena de muerte en Texas. La misma encuesta muestra que el apoyo a la pena de muerte aumenta un poco con la opción adicional de perpetua sin libertad”.

La medida también trata el reciente fallo de la Corte Suprema estableciendo que los menores hallados culpables de crimen capital no pueden recibir la pena de muerte. El Sen. Lucio dijo: “Como está la ley ahora, esto significa que los jóvenes que cometen estos crímenes saldrán en libertad cuando lleguen a mi edad. Como está la ley ahora, estos criminales que presentan un riesgo para la seguridad de todos nosotros podrán caminar libremente por las calles, así que la perpetua sin posibilidad de libertad es hoy aún más necesaria en Texas”.

En cuanto a la preocupación de algunos por el comportamiento de los prisioneros condenados de por vida, el Sen. Lucio citó un estudio conducido en Missouri durante 15 años, comparando los índices de violencia institucional de 323 prisioneros en perpetua sin posibilidad de salir libres, con 232 prisioneros en perpetua con posibilidad de libertad, que halló que los prisioneros en perpetua sin posibilidad de libertad no son más peligrosos o violentos que los otros.

“Estos prisioneros solo tienen la esperanza de recibir privilegios (como recreación o visitas) –motivadores clave para un buen comportamiento”, explicó el Sen. Lucio.

La ley propuesta no impide de ninguna manera el que fiscales pidan la pena de muerte, ni previene a los jueces hacer las mismas preguntas que hacen hoy a los jurados en la fase de castigo de un juicio por crimen capital. Las dos preguntas son: 1) ¿Representa el culpable un futuro peligro para la sociedad? y 2) ¿Existen factores mitigantes para salvar la vida del culpable? Una circunstancia mitigante, como la experiencia y carácter del culpable, es evidencia que permitiría a un jurado determinar que la condena a muerte no es necesaria.

Bajo la medida propuesta, si el jurado responde ‘sí’ a la primer pregunta --que el culpable representa un futuro peligro, y ‘no’ a la segunda --que no hay factores mitigantes que permitan una sentencia menor, entonces el juez sentenciará al culpable a muerte.

El único cambio a la ley actual es que una persona recibiría perpetua sin posibilidad de libertad si el jurado responde ‘sí’ al peligro futuro y halla, o no puede decidir si hay circunstancias mitigantes. Hoy, si el jurado responde ‘sí’ al futuro peligro y no halla, o no puede decidir si hay circunstancias mitigantes, el acusado recibe automáticamente cadena perpetua como la conocemos hoy, con elegibilidad a libertad condicional en 40 años.

“El tema aquí es la certeza. La cadena perpetua sin posibilidad de libertad es la única opción en un crimen capital que da seguridad a las familias de las víctimas”, dijo el Sen. Lucio al comité. “Es un castigo seguro; no hay preocupación por una futura decisión de la corte suprema prohibiendo la pena de muerte, y no existe la preocupación de audiencias de libertad condicional o libertad temprana –¡es final, definitivo y seguro!”.

Lucio añadió: “Miembros: la perpetua sin libertad es la norma en este país; los tejanos la quieren, los jurados la quieren, y las víctimas la merecen. Y, más importante, la medida SB 60 es para las víctimas y sus familias”.

NOTA: Orden cronológico de iniciativas para perpetua-sin-libertad del Senador Lucio
1999 – SB 38 – No se tomó acción.
2001 – SB 85 – Aprobada en Senado pero no logró los ocho votos para aprobarse en la Cámara de Representantes.
2003 – SB 348 – No logró el voto de dos tercios para suspender la regla de intención en el Senado.
2005 – SB 60 – Aprobada en Comité de Justicia en lo Criminal.

arriba