Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

11 de febrero, 2005
CONTACTO: Doris Sánchez
(512) 463-0127

Senador Lucio introduce medida para evaluar el riesgo de diabetes infantil, incorporando el índice BMI

AUSTIN, TX – Hoy, el Sen. Eddie Lucio Jr. introdujo el Proyecto de Ley Senatorial (SB) 467 para expandir el alcance y dimensiones del programa de evaluación del riesgo de diabetes II en estudiantes de escuelas públicas y privadas, promovido por la Oficina de Salud Fronteriza de la Universidad Texas-Panamericana.

El programa --conocido previamente como ANTES (Acanthosis Nigricans: Educación y Exámenes)--sirve a más de 520 distritos escolares y pasaría a ser estatal. Este identifica los niños en edad escolar en riesgo de contraer la enfermedad, como aquellos con un índice de masa corporal (BMI) por encima del 95% considerando edad y género. Otros factores que serán evaluados incluyen la presencia de acanthosis nigricans (AN), una marca oscura localizada generalmente en el cuello y/o axilas, pero que también puede aparecer en los nudillos de los dedos, codos, rodillas, plantas del pie, interior de muslos, y rollos del abdomen y espalda; alta presión de la sangre; y pertenecer a una raza o grupo étnico con una alta incidencia de diabetes II.

“Este maravilloso programa no ha alcanzado todavía su mayor potencial, y esta medida podría ayudar a que lo haga. La meta es llegar a la mayor cantidad de niños posible que podrían estar en riesgo de contraer diabetes o podrían ya estar afectados sin saberlo”, dijo el Sen. Lucio.

El Sen. Lucio elogió al Sen Juan “Chuy” Hinojosa, coautor de la medida, y al Diputado Aarón Peña, promotor en la Cámara de Representantes, por su apoyo en el tema y liderazgo en la promoción de esta legislación. “Con la alta incidencia de diabetes II en los niños, es una satisfacción tener a dos distinguidos legisladores con los que trabajaré muy de cerca para expandir un programa que debería ayudar a mejorar la salud de miles de niños de Texas”, dijo el Sen. Lucio.

Esta legislación da a los profesionales de la salud los instrumentos necesarios para evaluar a los estudiantes en riesgo de contraer la diabetes II, que es una gran preocupación para nosotros aquí en el sur de Texas. Este programa no solo incluirá exámenes de acanthosis nigricans, sino que medirá el índice de masa corporal (BMI) y alta presión sanguínea, todos ellos indicadores importantes de la diabetes II”, dijo el Sen. Hinojosa.

El Diputado Peña señaló: “Es muy bueno que el Programa de Evaluación de Riesgo de la Diabetes II vaya a ser administrado por la Oficina de Salud Fronteriza de la Universidad de Texas-Panamericana. Identificar a los estudiantes en riesgo de contraer diabetes II es el primer paso para combatir la enfermedad, que ha llegado a proporciones epidémicas aquí en Texas”.

“Tiene sentido prestar atención a la importancia de la acanthosis nigricans en la infancia, los factores hereditarios que producen una alta incidencia de diabetes II y la presión sanguínea elevada, dado el creciente número de niños con exceso de peso. Aplaudo al Sen. Lucio por su compromiso por mejorar la salud de los niños en edad escolar, y, como promotor de la medida en la cámara baja, no veo la hora de ganar la batalla contra la diabetes II”.

El Sen. Lucio elogió también a la Dra. Blandina Cárdenas, presidenta de la Universidad de Texas-Panamericana, por su liderazgo en el esfuerzo por combatir esta enfermedad entre los niños, así como la Sra. Doreen Garza, directora ejecutiva, y el Sr. David Salazar, director asociado, ambos en la Oficina de Salud Fronteriza.

“La identificación temprana de los factores de riesgo de la diabetes II y otras enfermedades relativas en los niños ayudará a cambiar positivamente la vida de nuestras generaciones futuras”, dijo el Dr. Cárdenas. “Con una evaluación temprana de los riesgos podremos ayudar a las familias a tratar estos problemas de salud para prevenir complicaciones al convertirse los niños en adultos”.

El Instituto de Medicina de Academias Nacionales informa que las personas nacidas en los Estados Unidos en el año 2000 enfrentan un riesgo de ser diagnosticados con diabetes en algún momento de su vida, estimado en el 30% para los varones y el 40% para las mujeres, según los niveles actuales de obesidad. Y este riesgo es aún mayor en grupos étnicos minoritarios. De los niños hispanos nacidos en el 2000, alrededor del 50% podrían convertirse en diabéticos.

“Ahora que la acanthosis nigricans se conoce más ampliamente como factor de riesgo en el futuro desarrollo de la diabetes II y condiciones relativas, existe la necesidad de identificar un mayor número de niños en riesgo que podrían no haber sido identificados por el examen AN”, dijo el Dr. Stephen Ponder, pediatra endocrinólogo del Hospital de Niños Driscoll y asesor médico del programa ANTES.

El Dr. Ponder agregó: “Consecuentemente, he recomendado a la Oficina de Salud Fronteriza de UTPA que el actual programa de evaluación de AN en las escuelas se modifique y expanda para incluir el índice de masa corporal (BMI) como medida de enfoque, y que los paquetes informativos para padres sean ampliados para informar más efectivamente a las familias de niños afectados sobre la importancia de un BMI y AN elevados, y de la hipertensión. Estos cambios han sido promovidos recientemente por muchos miembros de la comunidad médica organizada de Texas”.

Este programa de cinco años evaluará a los estudiantes durante los exámenes regulares de vista, oído y escoliosis. Para los niños que se hallan en alto riesgo de desarrollar o tener diabetes II, según evaluación de la enfermera escolar u otro profesional médico entrenado, se enviará a los padres un formulario con explicación detallada de la evaluación, incluyendo el significado de BMI y recomendaciones para una mayor atención médica. Toda información será mantenida de manera confidencial por el profesional médico en la escuela del estudiante, y solo se enviará información estadística a la base de datos estatales de la Oficina de Salud Fronteriza.

arriba