Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

19 de noviembre, 2004
CONTACTO: Doris Sánchez
(512) 463-0127

Posible ahorro de millones en la educación pública alargando el día y acortando el año escolar bajo la propuesta de Lucio

AUSTIN, TX – Una medida introducida hoy por el Senador Eddie Lucio Jr. podría ahorrar millones de dólares a las familias de Texas, dándoles la opción de alargar el día escolar y reducir el número de días que los niños van a la escuela por año.

El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 106 daría a las escuelas la opción de agregar 15 ó 30 minutos al día escolar, permitiendo que los distritos logren el mínimo de 1.260 horas de instrucción anuales aún si acortan el calendario escolar anual de seis a 12 días. Considerando el gasto de alimentación, transporte y servicios públicos diarios, el potencial de ahorro en las escuelas públicas es enorme.

La Contralora Estatal Carole Keeton Strayhorn, a pedido del Senador Lucio, condujo un estudio que demostró que Texas podría ahorrar más de $35.000.000 en gas y electricidad si se restan 12 días del calendario escolar.

Actualmente, el Código de Educación de Texas requiere a las escuelas ofrecer 180 días de instrucción, de siete horas diarias. El Sen. Lucio quiere autorizar a las escuelas de Texas a impartir clases por un máximo de 180 días o un mínimo de 1.260 horas de instrucción académica –el equivalente a 180 días de siete horas.

A primera vista, la propuesta del senador parece similar a la ley existente. Su plan no forzaría a escuelas a incurrir en costos adicionales y no las obligaría a nada. Las escuelas podrían optar por mantener el calendario diario y anual que cumplen actualmente. Pero el plan del Senador Lucio daría a distritos escolares una nueva y poderosa capacidad de decisión que podría afectar drásticamente su progreso económico y académico.

“El plan que he creado es fiel al espíritu del control local. Da una mayor flexibilidad y control a juntas y directores de distritos escolares para decidir su calendario y plan escolar “, dijo el Sen. Lucio. “Y los resultados del estudio de la Contraloría definitivamente me alientan a dar a las escuelas la opción de alargar su día de siete horas si lo consideran en el mejor interés de los estudiantes, con el agregado de que ahorrarían dinero”.

La Contraloría determinó, en base a un estudio de costo de servicios públicos en 43 distritos escolares y 59 escuelas en varias áreas del estado, que reduciendo en un (1) día los 180 días anuales requeridos podría ahorrar a las escuelas de Texas $2.800.000; seis días ahorrarían $17.600.000 y 12 días $35.300.000.

“Preparándonos para debatir el financiamiento a las escuelas en la próxima sesión, los legisladores escuchamos incontables horas de testimonio de parte de maestros, administradores escolares y defensores de la educación pública. De esto resulta claro que el dramático aumento en los costos no relativos a la instrucción en la educación pública no muestra señas de disminuir”, dijo el Sen. Lucio. “La gente de este estado y sus representantes electos demandan que nuestros niños reciban una educación de primer nivel, pero también demandamos que el dinero de nuestros contribuyentes sea usado inteligentemente”.

Esta opción podría ayudar a las escuelas a reducir no solo sus gastos de electricidad, sino también los gastos de transporte, pago a maestros sustitutos, y uso y desgaste de infraestructura.

“Los beneficios también podrían resultar en una educación de mejor calidad en las aulas, ya que el ahorro en gastos no relativos a la instrucción podría ser usado en la instrucción”, explicó el Sen. Lucio.

El senador señaló que, como los maestros enseñarían la misma cantidad de horas durante el año escolar, aunque el distrito opte por eliminar unos días en el año, sus contratos y salarios no se verían afectados. El personal de apoyo también trabajaría el mismo número de horas. Los días de instrucción podrían intercambiarse por días de desarrollo de personal, si se lo solicitara.

El plan también ofrece otros beneficios. Los distritos escolares con alto número de estudiantes de familias migrantes, que muchas veces pierden las primeras semanas de clase porque están con sus familias trabajando la tierra, podrían empezar las clases más de una semana después de lo que se les permite ahora, simplemente agregando media hora al día escolar. Esto facilitaría a los estudiantes migrantes el hacer la transición académica una vez que regresan a la escuela.

El Sen. Lucio también hizo ver la posibilidad de que esto resulte en una disminución de la delincuencia juvenil. Las estadísticas policiales muestran que los índices de delincuencia juvenil son más altos durante las horas posteriores a la escuela. El senador cree que manteniendo a los niños en la escuela, aún por unos minutos más, podría afectar positivamente esas cifras.

“El potencial de esta propuesta para ayudar a estudiantes en necesidad de mayor supervisión, como los niños que permanecen solos en su casa, es poderoso”, dijo el Sen. Lucio. “Pero la meta principal es simplemente brindar más opciones a los líderes de la educación para que puedan tomar la mejor decisión para sus comunidades”.

arriba