Senador Eddie Lucio Jr.

NOVEDADES DEL CAPITOLIO
15 de diciembre, 2004
CONTACTO: Doris Sánchez
(512) 463-0127

Decisión judicial representa una victoria para las escuelas del sur de Texas

Al enfrentarnos a una de las más difíciles sesiones legislativas en la historia del estado, nos dedicaremos en gran medida al financiamiento de escuelas públicas.

Ruego al Procurador General del Estado aceptar el fallo del Juez Estatal de Distrito John Dietz sobre el minuciosamente estudiado caso de financiamiento a la educación que concluyó a fines del verano. También pido enérgicamente a mis colegas legisladores aceptar estas decisiones y tratar inmediatamente las deficiencias de nuestro sistema de financiamiento a escuelas públicas, durante la sesión a iniciarse el 11 de enero próximo.

La largamente esperada opinión del Juez Dietz es una victoria significativa para el sur de Texas. Él estuvo de acuerdo con los demandantes –varios distritos escolares tanto ricos como pobres en propiedades—en casi todo argumento presentado. Los comentarios escritos del Juez Dietz certeramente confirman los obstáculos enfrentados al educar a nuestros niños, especialmente los que viven en áreas con desventajas económicas como en la zona fronteriza.

La decisión judicial sostiene que el actual sistema de financiamiento educativo no provee fondos suficientes para un sistema constitucionalmente adecuado. Además, el Juez Dietz opinó que el sistema ha creado un inconstitucional impuesto estatal a la propiedad, porque los distritos no tienen suficiente “poder de decisión” para establecer el índice de sus impuestos locales de propiedad. También concluyó que el sistema no financia suficientemente la infraestructura de distritos pobres, ni los programas para educar a estudiantes con inglés limitado y desventajas económicas, un grupo demográfico de alto crecimiento en Texas.

Si no actuamos ahora, es de esperar que en el año 2040 el 30% de los adultos en Texas no tendrán un diploma de secundaria, comparado con un 19% en la actualidad. Aunque no deseamos dañar el clima económico de Texas con propuestas impositivas imprudentes, el tener un sector laboral educado es esencial para mejorar la economía y disminuir la dependencia en programas de asistencia social.

Los tejanos deben hacer sacrificios si desean un futuro mejor. ¿De qué otra manera podemos atraer negocios y empleos a Texas si no es con un plan balanceado de financiamiento que invierta sólidamente en la educación de nuestro futuro sector laboral?

El acta No Child Left Behind (“Ningún niño atrás”), firmado por el Presidente Bush en el 2002, demanda mayores niveles y responsabilidad académica a nuestras escuelas, maestros y estudiantes, sin proporcionar el apoyo económico necesario para lograr tales mejoras. Me decepciona tremendamente que no se han brindado los fondos suficientes para apoyar estas iniciativas federales. Sí, yo creo que nuestras escuelas en el sur de Texas deben ser elogiadas por tratar de cubrir todas las necesidades educativas a pesar de los limitados recursos.

Los altos niveles y la responsabilidad académica son críticos en la creación de un sector laboral robusto, pero los impuestos locales a la propiedad están cercanos al límite permitido y el estado no aporta lo justo para pagar por las escuelas. El pronóstico para el bienio 2004-2005 indica que los impuestos locales financiarán un 64% de los cerca de 30 billones de dólares del gasto educativo. Se estima que el estado aportará alrededor del 36%.

Debido a que los contribuyentes locales aportan una parte desproporcionada para la educación, los niños de áreas más pobres están en desventaja. Por ejemplo, en Bronwnsville, un 1% de impuestos a la propiedad recauda $4.88 por estudiante, mientras que un 1% en Plano recauda $44.48 por estudiante. Los niños no deberían ser castigados con una educación inferior simplemente porque viven en un distrito con bajo valor en propiedades.

Como resultado de las conclusiones del Juez Dietz, espero que el estado aumente los fondos para la educación y se esfuerce por lograr la igualdad educativa de los niños de la frontera y de comunidades pobres de toda Texas. Deberíamos dar a todos los estudiantes de Texas igual acceso a los recursos educativos. Esto nivelaría el campo de juego para nuestros escolares y aseguraría una mayor prosperidad laboral en el futuro.

El Juez Dietz también remarcó que el estado debe hacer más para tener establecimientos escolares equitativos y adecuados. He sido un constante defensor de la asistencia estatal para la infraestructura escolar, ya que nuestros distritos escolares pobres no se pueden dar el lujo de construir escuelas a crédito sin aumentar prohibitivamente los impuestos locales. Para poder mejorar la equidad en establecimientos educativos en los distritos escolares pobres en propiedades, estoy creando una legislación para hacer el financiamiento de establecimientos un elemento permanente del sistema de pago a la educación. Se deben proveer también asignaciones adecuadas en base a la necesidad proyectada de fondos para instalaciones.

El sur de Texas no tiene niños de segunda clase. No deberíamos tolerar un financiamiento de segunda clase para nuestros niños. Espero que nuestros dirigentes estatales presten una honesta y clara atención a la decisión judicial, para que podamos avanzar como un gran y unificado estado.

La persona asignada a este tema es Perla Cavazos, analista legislativa. Como siempre, si tiene una opinión o pregunta sobre estos u otros temas, no dude en comunicarse con mi oficina en Austin (512) 463-0127, Brownsville (956) 548-0227, ó Weslaco (956) 968-9927.

arriba