Senador Eddie Lucio Jr.

NOVEDADES DEL CAPITOLIO
COLUMNA DE OPINION

1° de septiembre, 2004
CONTACTO: Doris Sánchez
(512) 463-0127

Honremos a las Fuerzas Armadas y el sector laboral en el Día del Trabajo

El Día del Trabajo: otro día para honrar a nuestros hombres y mujeres en las Fuerzas Armadas.

El Día del Trabajo es el comienzo tradicional del otoño, un día para que los trabajadores se reúnan con sus familias y celebren otro próspero y maravilloso año.

Samuel Gompers, fundador y presidente de la Federación Americana del Trabajo, dijo: “Todos los otros feriados están, en mayor o menor grado, conectados con conflictos y batallas del valor de ciertos hombres sobre otros, con la lucha y discordia por la codicia y el poder, con la gloria obtenida por una nación sobre otra. El Día del Trabajo no está dedicado a un hombre, vivo o muerto, ni a ninguna secta, raza o nación”.

Yo estoy de acuerdo con el Presidente Gompers en que este día no es para honrar a un hombre o mujer, ni a un grupo de personas, sino que es para honrar a todos los trabajadores de nuestra nación.

Y, al honrar a los arduos trabajadores de este país, dediquemos un tiempo a rezar por aquellos que no tienen trabajo. Ojalá obtengan un empleo digno en poco tiempo, para que puedan proveer a sus familias y progresar en este gran país.

Actualmente, el índice de desocupación a nivel estatal es aproximadamente 5,7%. Desafortunadamente, es más del doble en la región fronteriza.

Esto es totalmente inaceptable, e imploro a los dirigentes estatales que hagan un mayor esfuerzo para llevar empleos y empresas a la frontera –como han hecho en otras áreas del estado—a través del Fondo Empresarial del Gobernador y otros recursos estatales.

Nuestros dirigentes estatales han declarado en muchas ocasiones que la frontera ya no es la puerta de atrás de Texas, sino la ventana hacia el futuro. Es hora de que confirmen sus declaraciones públicas con la inversión de fondos estatales.

Agradezco al Vicegobernador David Dewhurst por crear el Comité de Relaciones y Comercio Internacionales y pedirme que lo presida. El comité se está reuniendo actualmente en diferentes ciudades de la región fronteriza para tratar sobre nuestras muchas necesidades.

Pero éste es un momento muy difícil en la historia de nuestro país. Antes, el empleo más duro no era ir a trabajar todos los días arriesgando matar a alguien, o, peor, que lo maten a uno.

Por esta razón, quisiera honrar a un grupo especial de hombres y mujeres en este Día del Trabajo.

Empecé a pensar en escribir mi columna del Día del Trabajo en el funeral de uno de los héroes del Valle caídos en la guerra. Este héroe fue el Sargento Juan Calderón Jr., un joven de Weslaco caído en Irak una semana antes. Pensé que debemos honrar a nuestros héroes caídos como el Sgto. Calderón y mil otros jóvenes que han muerto brindando el mayor servicio, no solo en el Día de los Caídos, el Día de los Veteranos o el 4 de Julio.

Debemos dedicar un tiempo para honrar a nuestras fuerzas armadas todos los días –porque ellos hacen el máximo sacrificio por nosotros. Es así como decidí dedicar el artículo del Día del Trabajo de este año a los hombres y mujeres que están en suelo extranjero luchando por nuestro derecho a trabajar en cualquier empleo que decidamos aquí en América.

El Sgto. Calderón ha dejado huellas en muchos tejanos del sur, yo incluido. Conocí a su familia, especialmente a su padre, y ellos compartieron historias maravillosas sobre este joven. Todo lo que él quería hacer era trabajar duro y brindar una vida mejor a su padre, su joven esposa y su futuro hijo. ¡Qué tragedia que ya no tendrá la oportunidad de acunar a su hijo!

Que el Sargento Calderón descanse en paz, sabiendo que hizo orgullosa a su familia y la nación entera por su servicio a nuestra nación.

Por el sacrificio hecho por el Sgto. Calderón, debemos trabajar arduamente y hacer de esos sueños una realidad.

Realmente me siento conmovido por este joven, y trabajaré cada día más en su memoria, para asegurar que los hombres y mujeres que regresan de esos países extranjeros tengan la oportunidad de realizar el sueño de una vida mejor para sus familias.

Esta es la manera en que honraré al Sgto. Calderón el Día del Trabajo –y a todos los jóvenes de nuestra gran nación que han perdido la vida por proteger el Sueño Americano.

Le pido a todos los tejanos del sur que hagan lo mismo. Debemos brindar oportunidades de educación, atención médica y viviendas asequibles para todos nuestros ciudadanos.

Estos son los ingredientes principales para atraer negocios y empleos a nuestra región del estado.

Saludo a los hombres y mujeres dedicados y trabajadores del sur de Texas, y prometo ayudar a los desocupados a encontrar empleos dignos.

Espero que todos los ciudadanos del sur de Texas tengan un fin de semana del Trabajo sano y alegre. Solo les pido que tomen un momento para rezar una plegaria de agradecimiento al Sgto. Juan Calderón Jr. y los otros que han hecho tremendos sacrificios, para que usted y yo podamos disfrutar este día con nuestras familias.

“¡No nos olvidemos!”

Para comunicarse por este tema, llame por favor a Stephen Rosales en Austin. Como siempre, si tiene una opinión o pregunta sobre éste u otro tema, no dude en comunicarse con mi oficina en Austin (512) 463-0127, Brownsville (956) 548-0227 ó Weslaco (956) 968-9927.

arriba