Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
1° de junio, 2003
CONTACTO: Doris Sánchez
(512) 463-0127

El Senador Lucio vota en contra de medida de asignaciones estatales

AUSTIN – El Senador Eddie Lucio Jr. votó hoy en contra del Proyecto de Ley (HB) 1 de la Cámara de Representantes --el presupuesto de 58 billones de dólares para el bienio 2004-2005.

“Voté en contra porque no decretamos un impuesto adicional de un dólar por paquete de cigarrillos que hubiera generado estimadamente 1,5 billones de dólares para financiar CHIP (Programa de Seguros Médicos para Niños) y Medicaid”, explicó.

Para el próximo bienio, salud y servicios sociales sufrieron recortes de 171,9 millones de dólares, y la educación superior se redujo en 173,3 millones de dólares. La educación pública recibirá 952,8 millones menos en fondos. Estas cifras reflejan solo los fondos de ingresos generales (y no los fondos dedicados). Los recortes totales en fondos de ingresos generales suman 2.582,4 millones de dólares.

El Senador Lucio piensa que “nosotros (la Legislatura) no hicimos un esfuerzo serio por cerrar la brecha que exime de impuestos de licencias a las empresas, lo que hubiera producido cientos de millones de dólares. Encuesta tras encuesta indican que los tejanos apoyan cerrar esta brecha de exención, que permite a compañías de Texas evitar pagar su justa contribución de impuestos de licencias; aún así no tuvo una consideración seria”.

Otra gran preocupación del Senador Lucio son los 10.000 empleos estatales que serán eliminados. En efecto, durante los noventas, cuando algunas agencias estatales experimentaban un índice de rotación laboral por encima del 20%, muchos de ellos permanecieron en su trabajo. Lucio mencionó que aún cuando el sector de computación atraía trabajadores por medio de altos salarios y lujosos edificios, la gente dedicada al servicio público se quedó.

“Algunos (se quedaron) por la seguridad laboral y los buenos beneficios”, señaló, “nadie se quedó por el salario. ¿Y cómo pagamos hoy esa lealtad? --¡Diciéndoles a casi 10.000 de ellos: ‘Lo siento, pero no los necesitamos más’!”

El senador sugirió que si todo empleado estatal tomara 10 días de vacaciones no pagas al año –tal vez un día al mes— el estado ahorraría casi 350 millones de dólares al año. Despedir a casi 10.000 empleados –con un sueldo promedio de 32.000 dólares al año más beneficios—ahorraría alrededor de 350 millones de dólares al año.

El Senador Lucio pidió hoy personalmente a la Contralora Carole Keeton Strayhorn el detalle de los recortes presupuestarios que afectarían a su distrito, así como el de los demás distritos.

Aunque agradece a los miembros del Comité Senatorial de Finanzas por su trabajo en el presupuesto, el Senador Lucio agregó: “No nos felicitemos por este presupuesto”.

arriba