Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

13 de febrero de 2003
CONTACTO: Doris Sánchez
(512) 463-0127

Senador Lucio introduce Acta de Nutrición y Salud para Escolares de Texas
Senador Lucio introduce Acta de Nutrición y Salud para Escolares de Texas

AUSTIN – El Senador Estatal Eddie Lucio Jr. (D-Brownsville) anunció hoy en conferencia de prensa la introducción de su Acta de Nutrición y Salud para Escolares de Texas, o Proyecto de Ley Senatorial 474, enfocado en eliminar la obesidad y malos hábitos de alimentación en estudiantes de escuelas públicas, por medio de una serie de innovadoras medidas.

El Diputado Estatal Jaime Capelo (D-Corpus Christi), que ha hecho del mejorar la nutrición y salud en escuelas públicas una de sus mayores prioridades, se encargará de promover la medida en la Cámara de Representantes. La Directora de Agricultura Susan Combs, firme defensora de la promoción de mejores hábitos de alimentación entre los niños, trabajó de cerca con el Senador Lucio para desarrollar una propuesta seria e integral.

“A todos nos preocupa como padres la salud y bienestar de nuestros hijos, y creemos que éste es un gran paso para crear el ambiente que los ayude a adoptar un estilo de vida más sano”, dijo el Senador Lucio. “Si estamos dispuestos a pagar más dinero para mantener la vida de nuestros carros, ¿porqué no vamos a pagar un poco más por nuestros niños, para que tengan una vida más larga y sana?

“La obesidad es una creciente epidemia en Texas, y contribuye a serias y prolongadas condiciones de salud como diabetes y enfermedades del corazón. Yo introduje previamente una legislación tratando de establecer una buena medida pública sobre los alimentos disponibles a los escolares. En asociación con el Senador Lucio, la Directora Combs, la Agencia de Educación de Texas (TEA), el Departamento de Salud de Texas (TDH), la Asociación Dietética de Texas y la Asociación de Servicios Alimenticios Escolares de Texas, tendremos una mejor nutrición en nuestras escuelas y mejor salud para nuestros escolares. El futuro de la economía de Texas está directamente ligado a la salud de nuestros niños”, dijo el Diputado Capelo, presidente del Comité de Salud Pública.

Bajo esta legislación, las escuelas primarias no podrían servir o dar acceso a ‘alimentos competitivos’ en ningún momento, mientras que las escuelas medias podrían permitir o dar acceso a ‘alimentos competitivos’’ al fin del día escolar, y las escuelas secundarias sólo después de servir la última comida. ‘Alimentos competitivos’’ se define como todo alimento o bebida que no cumpla los niveles nutricionales permitidos bajo el Programa Nacional de Desayuno Escolar, el Programa Nacional de Almuerzo o el Programa de Merienda después de la Escuela, como por ejemplo cierto tipo de comida a la carta o los productos disponibles en máquinas de venta.

La Directora de Agricultura de Texas Susan Combs dijo: “Es claro que los productos que estamos permitiendo se sirvan en los comedores escolares y máquinas de venta están afectando la actual y futura salud de nuestros niños. Algunos escolares consumen el 60 por ciento de su alimentación diaria en la escuela. Pero son bombardeados con la llamada “comida basura” (junk food) y comidas a la carta que no cumplen los mismos requisitos nutricionales que la comida servida regularmente en el comedor. Es común encontrar en escuelas de Texas alimentos accesibles que incluyen un alto contenido de grasa. Esta medida trata específicamente este problema, requiriendo que toda la alimentación en escuelas –venga de máquinas de venta en los pasillos o comida a la carta en el comedor—cumpla ciertos niveles mínimos de nutrición”.

Aún más, la medida prohibiría los contratos entre la escuela o distrito escolar y vendedores de comida en competición con el comedor escolar --como productos de máquinas de venta--cuando el vendedor es un administrador u otro empleado de la escuela.

“Todo esfuerzo, iniciativa legislativa o ley que pueda revertir la ola de obesidad que arrasa Texas debería ser considerada muy seriamente”, señaló el Director de Salud de Texas Eduardo Sánchez, M.D. “Las escuelas juegan un papel crítico en la lucha contra la obesidad, y deberíamos asegurarnos que el ambiente escolar refleja las justas decisiones que nuestros niños, padres, administradores escolares y gerentes de cafeterías toman en cuanto a nutrición y ejercicios”.

En Texas, el 38,7% de los alumnos de cuarto grado, el 37,1% de los de octavo grado y el 29,4% de los de décimo primer grado están excedidos de peso y en riesgo de desarrollar, y algunos ya los tienen, serios y prolongados problemas de salud, incluyendo diabetes Tipo II, enfermedades cardiovasculares y ataques al corazón, hipertensión, alta presión de la sangre, enfermedades de la vesícula, asma y ciertos tipos de cáncer.

La medida crearía el Consejo Asesor de Nutrición y Salud de Escolares, un cuerpo de 12 miembros asociado a TEA y su Programa de Nutrición Infantil, y compuesto por los directores de Educación, Salud, y Agricultura, profesionales de la salud, profesionales de comedores escolares, oficiales de escuelas y un padre de escolar. Los miembros asistirían a TEA, TDH, distritos de salud pública y autoridades de salud, a promover la educación física, alimenticia y de salud, para prevenir la obesidad infantil y sus consecuentes enfermedades, y desarrollar programas que expandan el uso de productos agrícolas en las comidas escolares.

Entre sus funciones, el consejo debe revisar los actuales niveles en los programas de desayuno y almuerzo escolar, y recomendar cambios apropiados en el contenido alimenticio y prácticas de cocción, así como horarios de comidas. Recientemente, el Senador Lucio envió más de 200 cartas a proveedores de alimentos escolares dentro y fuera de Texas, pidiéndoles participen en la donación a un Fondo TEA creado especialmente para esto, y que el consejo establecerá y administrará de aprobarse la medida.

El Fondo podría permitir la implementación de la Iniciativa de Desayuno, y tal vez una Iniciativa de Almuerzo, para todo escolar en Texas, así como implementar la parte de servicios de nutrición del programa de salud coordinada para estudiantes primarios, promulgado en la pasada sesión por medio del Proyecto de Ley Senatorial 19 de la Senadora Jane Nelson.

“Definitivamente, es prudente que todos alentemos hábitos alimenticios nutritivos en nuestros niños. Un ambiente de buena nutrición que afecte positivamente la salud a largo plazo de nuestros niños contribuirá a mejorar la experiencia educativa de nuestros escolares”, agregó el Director de Educación de Texas Doctor Felipe Alanís.

“Una alimentación sana es crítica para el desarrollo mental y físico de los niños”, dijo el Director de DHS Jim Hine. “El asegurar que los escolares de Texas tengan acceso a alimentos nutritivos es una inversión en el futuro de Texas”.

La medida entraría en vigor el 1° de septiembre del 2003, y las escuelas tendrían que adoptar las normas escritas sobre promoción de productos alimenticios y sobre el contenido nutricional y calidad de los alimentos, para el 1° de marzo del 2004. Los distritos escolares deben celebrar una audiencia pública antes de poder adoptar las normas, y anunciar la audiencia por lo menos diez días antes de la reunión.

arriba