Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
3 de febrero de 2003
CONTACTO: Doris Sánchez
(512) 463-0127

Tercera opción propuesta para endurecer la pena por crimen capital
Texas podría unirse a otros 46 estados

AUSTIN, TX – El Senador Estatal Eddie Lucio Jr. (D-Brownsville) introdujo hoy su medida de cadena perpetua sin libertad condicional --el Proyecto de Ley Senatorial (SB) 348, una medida DURA CON EL CRIMEN que aumentaría la capacidad del estado para sacar permanentemente de las calles de Texas a los criminales peligrosos.

En Texas, las personas convictas de un crimen capital (por ej.: asesinato premeditado) pueden ser sentenciadas a cadena perpetua o recibir la pena de muerte. Sin embargo, bajo las actuales leyes del estado, una persona sentenciada a cadena perpetua puede recibir libertad condicional después de servir 40 años. La ley puede ser problemática para jurados que no creen que el acusado deba ser sentenciado a muerte, pero que también se oponen a que reciba libertad condicional.

SB 348 daría a jurados, por primera vez en la historia de Texas, la tercera opción: una “verdadera” cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. La legislación también agrega la opción de sentencia a cadena perpetua sin posibilidad de libertad para casos capitales donde el estado no persigue la pena de muerte.

“Los jurados de Texas deberían tener todas opciones justas cuando toman una de las decisiones más importantes de nuestro sistema judicial”, dijo el Senador Lucio. “Esta medida es dura con el crimen porque ayudaría a alcanzar nuestra meta como estado: que los criminales violentos que prueban ser un peligro futuro para la sociedad nunca sean puestos otra vez en sociedad”.

Actualmente, 46 estados ofrecen la opción de cadena perpetua sin libertad condicional. Aún más, 35 de los 38 estados que permiten la pena de muerte ofrecen cadena perpetua sin libertad condicional como opción de sentencia. Texas es uno de solo cuatro estados en el país que no ofrece perpetua sin libertad condicional.

En la pasada sesión, el Senador Lucio introdujo una medida de perpetua sin libertad condicional, que fue aprobada por el Senado pero fracasó después en la Cámara de Representantes.

“SB 348 ayudaría a guiar las deliberaciones de jurados y asegurar que tengan todos los instrumentos necesarios para tomar la importante decisión que deben tomar unánimemente”, dijo el Senador Lucio. “Como todo acusado y todo crimen es único, los jurados deberían estar equipados con todas las opciones disponibles para elegir qué castigo es apropiado para el crimen, sin debilitar nuestro sistema penal”.

Esta medida de ninguna manera reemplaza la pena de muerte, ni va contra los niveles estatales de ley y orden. Aproximadamente el 90 por ciento de los casos capitales no terminan en pena de muerte, y las familias de las víctimas no logran poner fin a su desgracia, sabiendo que hay posibilidad de una libertad condicional.

“La legislación brindaría un cierre emocional para la familia de las víctimas, al no tener que re vivir su dolor con el proceso de libertad condicional”, explicó el autor de la medida. “Estas familias, que han sufrido demasiado, tendrían la certeza que el criminal nunca saldría de la prisión”.

El Senador Lucio también está comunicando el pedido del público por tal medida. En junio del 2002, un artículo del Fort Worth Star-Telegram sobre la Encuesta Scripps Howard de Texas informó que el 73 por ciento de los tejanos aprueban cambiar la ley para permitir la cadena perpetua sin posibilidad de libertad.

La propuesta ley de ninguna manera impide a fiscales buscar la pena de muerte para el acusado, ni previene a los jueces hacer las mismas preguntas que actualmente hacen a los jurados en la fase de castigo de un juicio por crimen capital. Las dos preguntas son: 1) ¿Representa el acusado un futuro peligro para la sociedad?, y 2) ¿Hay factores mitigantes que permitirían perdonar la vida al acusado? Circunstancias mitigantes son evidencias que permiten a jurados determinar que la pena de muerte no es necesaria, incluyendo antecedentes y carácter del acusado.

Por ejemplo, bajo la medida propuesta, si la respuesta del jurado es a la primer pregunta, coincidiendo en que el acusado es un futuro peligro, y no a la segunda, o sea que no existen factores mitigadores que merecen una sentencia menor, el juez sentencia entonces la muerte para el criminal. Si el jurado responde afirmativamente al futuro peligro y a factores mitigadores, entonces el juez sentenciará al acusado con perpetua sin libertad condicional.

El único cambio a la ley actual es que la persona recibiría perpetua sin libertad condicional si el jurado halla factores mitigantes. Actualmente, si el jurado contesta no al peligro futuro, el acusado recibe automáticamente cadena perpetua como la conocemos hoy, con posibilidad de libertad condicional en 40 años.

“Es hora de que los tejanos tengan esta opción mientras se mantienen duros con el crimen”, declaró el Senador Lucio. “Tengo confianza en que nuestros jurados han tomado y seguirán tomando decisiones justas. Esta medida no altera de ningún modo la pena de muerte, sino que lograría una mayor seguridad en las calles y justicia para las víctimas del crimen y sus familias”.


NOTA: La Sra. Laura García, asesora general, es la encargada de legislación.

arriba