Senador Eddie Lucio Jr.

COLUMNA DE OPINION
11 de junio de 2002
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Senador Lucio propone iniciativa de desayuno/almuerzo gratuito para todo alumno de escuela pública
“planea nombrar fuerza de tarea para examinar el contenido nutritivo de la comida en escuelas públicas”

AUSTIN – La valiosa meta de lograr que ningún estudiante de escuela pública en Texas pase hambre podría ser parte del paquete legislativo del Senador Estatal Eddie Lucio Jr.

“Estoy viendo opciones de financiamiento para una Iniciativa de Desayuno/Almuerzo a nivel estatal, que brindaría comidas gratuitas a todos los niños que asisten a escuelas públicas, independientemente del ingreso familiar”, explicó el demócrata de Brownsville. “Hemos considerado un impuesto en sodas o gaseosas para obtener los fondos necesarios para el programa. Estamos estudiando todas las opciones, especialmente en tiempos en que nos enfrentamos a una caída en el presupuesto de 5 billones de dólares o más”.

Podría imponerse un impuesto de dos dólares por galón a la venta del almíbar para sodas y 21 centavos por galón a la venta de bebidas gaseosas embotelladas. La aprobación de dicho impuesto generaría aproximadamente 180.300.000 dólares.

Actualmente, el federal Programa Nutritivo para Niños asigna 800 millones de dólares a las escuelas públicas de Texas, colaborando el estado con el 2 por ciento. Setenta y dos distritos escolares de Texas proveen desayuno y almuerzo gratuitos.

“Los distritos escolares con un alto porcentaje de niños que califican para recibir comidas gratuitas prefieren recortar costos administrativos, como emplear un cajero en la cafetería, para poder dedicar los fondos a alimentar a todos sus estudiantes”, explicó el Senador Lucio.

Estudios a nivel nacional muestran importantes beneficios a nivel educación y salud en los niños que se desayunan.

BENEFICIOS EN EDUCACION

BENEFICIOS EN LA SALUD

“Con tanto por hacer y los niños yéndose de casa temprano para tomar el bus escolar, el desayuno pasa a ser secundario”, dijo el Senador Lucio. “Queremos que los escolares puedan concentrarse en la clase y que les vaya bien en la escuela”.

El Senador Lucio también está investigando la necesidad de una fuerza de tarea a nivel estatal para estudiar el contenido nutricional de la comida en las cafeterías de escuelas, para asegurar que no contribuye a la obesidad o diabetes infantil.

Uno de cada 300 niños en edad escolar en este país es diagnosticado con diabetes. Un estudio de enero del 2001 del Consejo de Diabetes de Texas (“Diabetes en la niñez y adolescencia”) informa que la diabetes en los niños es una de las enfermedades infantiles crónicas más costosas y devastadoras. En 1997, 700.676 adultos (5,1 por ciento de la población adulta) en Texas habían sido diagnosticados con diabetes. Otros 5.104.725 niños y adultos de Texas estaban en creciente riesgo de diabetes, no diagnosticada todavía, debido a factores de riesgo como edad, obesidad y estilo de vida sedentario. Un 20 por ciento de los niños en Estados Unidos son obesos, a nivel Texas esto implica 800.000 niños.

Ambas propuestas están en estudio, y el Senador Lucio planea reunirse con líderes en salud y educación como el Secretario de Educación Felipe Alanís y el Secretario de Salud Dr. Eduardo Sánchez, para ampliar la discusión sobre estos planes.

La Contraloría Estatal ha estimado costaría 395 millones de dólares ofrecer un desayuno, almuerzo y merienda gratuitos a todo estudiante de escuela pública en Texas. El programa de merienda es opcional.

“No sólo queremos que los niños tengan la más importante comida del día –el desayuno—sino que también queremos que ingieran alimentos nutritivos”, agregó el Senador Lucio.

NOTA: Todo proyecto de ley relativo a impuestos debe originarse en la Cámara de Representantes.

Top