Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
25 de marzo de 2002
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Senador Lucio planea introducir legislación para limitar la responsabilidad legal de traumatólogos
Pide a doctores no declararse en huelga

No hay perspectiva como la que se obtiene al mirar desde la frontera. Los tejanos del sur se enfrentan a los mismos problemas que tejanos en toda otra parte del estado –los mismos problemas sí, pero con peculiaridades.

La asistencia médica es desde hace mucho un tema punzante para el estado. Por el aumento continuo y sin fin visible de los costos de seguros y servicios médicos, el proveer una asistencia adecuada a los tejanos es más y más difícil, particularmente a lo largo de la frontera.

Para lograr un nivel aceptable en la asistencia, la región fronteriza necesita atraer y mantener médicos competentes. Pero lograrlo no es tan fácil como decirlo. Los médicos de traumatología –especialmente los generales, ortopédicos y neurocirujanos—se enfrentan hoy a tal crisis que los lleva a desistir de esta práctica.

A estos cirujanos les resulta imposible obtener seguros de responsabilidad civil. Las compañías aseguradoras ya no ofrecen cobertura a muchos traumatólogos. El cubrir a estos doctores expone a las compañías a altísimas demandas por responsabilidad civil. Y, aún si las compañías de seguros ofrecieran cobertura, los pagos de sus primas, según algunas estimaciones, llegarían a entre 75.000 y 90.000 dólares anuales.

Para poder pagar esas primas, los cirujanos traumatólogos necesitarían atender más pacientes en sus prácticas privadas. Pero el ver más pacientes sólo aumentaría la carga de nuestros doctores, que ya están ejerciendo en una comunidad servida insuficientemente en cuanto a salud. Para ilustrar este punto: si alguno de estos cirujanos pudiera obtener un seguro, tendría que pagar 2 dólares en prima por 1 dólar de cobertura.

Imposibilitados de encontrar seguro de responsabilidad civil y no deseando exponerse a enormes demandas, los doctores en traumatología, obstetricia, ginecología y cirugía ortopédica están abandonando sus prácticas.

Durante una reciente audiencia del Comité Senatorial de Finanzas, el Dr. Guy Clifton, presidente del Departamento de Neurocirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas en Houston, compartió la trágica historia de un paciente, residente del Valle del Río Grande. Este individuo perdió el conocimiento en enero pasado como resultado de un coágulo de sangre entre el cerebro y el cráneo. Debido a que el hospital no tenía disponible el especialista requerido, el paciente fue enviado a Houston. Doce horas más tarde, fue sometido a un procedimiento que debería haber sido ejecutado no más de una hora después a la pérdida de conocimiento. La persona falleció, y no hay duda que una asistencia a tiempo por un neurocirujano capaz hubiera aumentado significativamente su capacidad de sobrevivencia. Este tipo de historia es típico en la crisis por la que pasan los servicios de traumatología en la frontera.

Para tratar este tema, estoy diseñando un paquete legislativo integral con la esperanza de poder requerir cobertura de seguros contra responsabilidad civil para médicos, estableciendo a la vez topes razonables. La obligación de cobertura proveerá a doctores la necesaria protección contra responsabilidad civil. El establecer topes o límites permitirá a compañías de seguros volver a ofrecer planes de cobertura para nuestros doctores en salas de emergencia.

Yo trabajaré extensamente con el Departamento de Seguros de Texas, representantes del sector médico y grupos de defensa al consumidor, para asegurar que podamos crear un ambiente donde las víctimas de traumas físicos puedan recibir la mejor asistencia médica rápidamente, y donde los doctores puedan practicar la medicina efectivamente y con seguridad, sin temor de demandas frívolas. Finalmente, podremos establecer un nivel elevado de asistencia traumatológica, dando a la vez a los tejanos del sur más confianza en nuestros establecimientos médicos regionales.

El tema de los seguros contra responsabilidad civil para médicos de traumatología ha llegado a un nuevo nivel de conocimiento público, con el anuncio de que los doctores de la frontera están planeando una huelga el 8 de abril del 2002. Yo he enviado cartas a jefes de grupos médicos en la frontera, ofreciendo celebrar audiencias y programar reuniones con ellos y el Departamento de Seguros de Texas. Les he pedido repetidamente NO declararse en huelga.

Los doctores cumplen un papel importantísimo en nuestra vida diaria; ellos nos brindan un tremendo sentido de seguridad. NO deberían tener que recurrir a la huelga para llamar nuestra atención. Si todos nos unimos, podemos trabajar juntos para resolver el problema en beneficio de los médicos y de la gente a la que deben asistir.

Top