Senador Eddie Lucio Jr.

DE DIFUSION INMEDIATA
3 de mayo de 2001
CONTACTO: Doris Sanchez, Secretaria de Prensa
(512) 463-0127

Senado aprueba medida del Senador Lucio que daría a jurados una tercera opción en las sentencias de crímenes capitales, por primera vez en la historia de Texas

AUSTIN – Por primera vez en la historia de Texas, los jurados tendrían una tercera opción –cadena perpetua sin derecho a libertad condicional—en las sentencias por crímenes capitales, gracias al Proyecto de Ley Senatorial (SB) 85 del Senador Estatal Eddie Lucio Jr. (D-Brownsville), aprobado hoy en el pleno del Senado.

Actualmente, la ley en Texas autoriza a jurados a sentenciar a acusados de crímenes capitales con cadena perpetua (elegibles a libertad condicional después de 40 años en la cárcel) o pena de muerte.

“SB 85 daría a jurados otra opción –cadena perpetua sin derecho a libertad condicional—como guía en sus deliberaciones y para asegurar que tienen todos los instrumentos que necesitan para impartir la importante decisión que deben tomar unánimemente”, dijo el Senador Lucio. “Cada acusado y cada crimen es distinto, por eso los jurados deben estar equipados de todas las opciones posibles para elegir el castigo apropiado para determinado crimen”.

Esta medida no reemplaza de ninguna manera a la pena de muerte, ni va contra los estándares de leyes y orden del estado. Aproximadamente el 90 por ciento de los juicios capitales no reciben pena de muerte, y las familias de las víctimas no pueden poner una conclusión a lo sucedido sabiendo que la libertad condicional es una posibilidad. Muchos senadores están de acuerdo con el Senador Lucio en que la cadena perpetua sin derecho a libertad condicional solucionaría este problema.

El Senador Lucio también está respondiendo con esto al pedido del público, ya que las encuestas indican que tres cuartos de los residentes del estado están a favor de agregar esta tercera opción de sentencias. Hoy, muchos de los convictos son jóvenes de apenas 18 años de edad, y con la posibilidad de libertad condicional en 40 años, estos individuos podrían salir a la edad de 58.

“Una persona de 58 años todavía puede ser un peligro para la sociedad, y siento que SB 85 protegerá nuestros barrios, dando a la vez una conclusión a las familias (de las víctimas)”, explicó el Senador Lucio. “Además, muchos miembros de jurados se rehúsan a sentenciar a un criminal violento a la pena de muerte si éste es joven, y el único recurso bajo la ley actual es darles cadena perpetua sin libertad condicional”.

En la pasada sesión, el Senador Lucio logró la aprobación de una ley que ordena informar a los jurados que, bajo la ley de Texas, una sentencia a cadena perpetua permite que un convicto de crimen capital sea elegible a libertad condicional en 40 años. Previo a la aprobación de esta ley, los jurados muchas veces desconocían que una sentencia a cadena perpetua incluía empero la posibilidad de libertad condicional. Este fue un paso para dar a jurados todos los instrumentos disponibles para asistirlos en sus deliberaciones.

La ley propuesta de ninguna manera impide a fiscales perseguir un veredicto de pena de muerte, ni previene a jueces hacer las mismas preguntas que hacen ahora a los jurados en la fase de castigo de un juicio por crimen capital. Las dos preguntas son: 1) ¿Es este acusado un futuro peligro para la sociedad?, y 2) ¿Se han presentado factores mitigantes para salvar la vida del acusado?

Por ejemplo, bajo la medida propuesta, si el jurado contesta a la primer pregunta –que el acusado es un futuro peligro, y no a la segunda –que no existen factores mitigantes que induzcan a una sentencia menor, entonces el juez sentenciará a muerte al acusado. Si el jurado responde afirmativamente al futuro peligro y a los factores mitigantes, entonces el juez sentenciará al acusado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

El único cambio en la ley actual sería que un individuo recibiría cadena perpetua sin derecho a libertad condicional si el jurado encuentra circunstancias mitigantes. Actualmente, si un jurado contesta negativamente al futuro peligro, el acusado recibe automáticamente la cadena perpetua como la conocemos hoy –con elegibilidad a libertad condicional en 40 años. Actualmente, 45 estados cuentan con cadena perpetua sin derecho a libertad condicional, 35 de los cuales tienen también pena de muerte.

“Yo estoy convencido de que si alguien representa claramente un peligro futuro para la sociedad y no existen factores mitigantes, entonces, en mi opinión, la pena de muerte es la sentencia apropiada”, agregó el Senador Lucio. “Pero, si un jurado encuentra que hay factores mitigantes a favor de salvar una vida, entonces la persona debe ir a la cárcel por el resto de su vida sin posibilidad de libertad condicional.

“Es hora que los tejanos tengan esta opción, y tengo confianza en que nuestros jurados toman y continuarán tomando decisiones justas y acertadas. Este proyecto de ley no alterará la pena de muerte de ninguna manera, pero nos dará calles más seguras y justicia para las víctimas de crímenes y sus familias”.

NOTA: El miembro del personal encargado de esta legislación es la Srta. Cristina Nelson, asistenta legislativa.

Top