Senadora Estatal Leticia Van De Putte, Distrito 26

COLUMNA DE OPINION
De difusión inmediata

Mayo 5, 2011
Contacto: Sarah Gomez, (512) 463-0126

Opinión: Porqué la muerte de bin Laden es importante
Publicado en el San Antonio Express-News

El domingo, en lo que oficiales describen como “ataque quirúrgico”, un equipo táctico de EE.UU mató a Osama bin Laden en su guarida de Paquistán.

La justicia fue finalmente servida al largamente buscado líder de al- Qaeda y arquitecto jefe del más mortífero ataque en nuestro suelo el 11 de septiembre del 2001. Durante los próximos días y semanas estaremos inundados de nuevas historias e imágenes que nos harán acordar del 9/11 y la prolongada acción militar que le siguió.

Aunque éste es un importante evento para nuestro país, debemos hacer una pausa y reflexionar sobre porqué es importante esta muerte. No debemos dejarnos consumir por las emociones negativas muchas veces asociadas con figuras como bin Laden.

Lo que pasó el domingo no tiene solo que ver con “eliminar al enemigo”. Se trata de rendir honor al servicio de hombres y mujeres que ponen su vida en peligro diariamente y luchan por lo mejor que representan los Estados Unidos. Se trata de reconocer el tremendo sacrificio que hacen todos los días incontables hombres y mujeres al aceptar ese desafío y ponerse el uniforme de nuestra nación.

Éste es un momento importantísimo para Estados Unidos. Es un testamento a la resolución, dedicación y altruismo de nuestras fuerzas armadas, que han participado por casi toda una década en la guerra contra el terrorismo. Estos valientes hombres y mujeres están al otro lado del mundo, sufriendo los desafíos y superando obstáculos que los que no estamos ahí solo podemos imaginar.

Este evento es importante porque es la culminación de la valentía y fortaleza de nuestros soldados, y muestra al mundo que nuestros ideales americanos han sido triunfalmente defendidos.

A los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas de Estados Unidos, quiero extender mi más profundo aprecio y respeto. Como presidenta del Comité Senatorial de Asuntos de Veteranos e Instalaciones Miliares, y como americana, me gustaría usar esta ocasión para decirles: Gracias.

Gracias a aquellos que están luchando, aquellos que volvieron a casa y aquellos que sufrieron graves heridas por su servicio. En cuanto a la sagrada memoria de los casi 6,000 soldados americanos –incluyendo 512 tejanos—que han dado su vida en defensa de nuestra nación y persiguiendo a sus enemigos durante la Guerra Global contra el Terror, simplemente no hay palabras para representar efectiva y totalmente la gratitud de este país y sus ciudadanos.

Su valentía será recordada eternamente. Y a las familias de esos valientes hombres y mujeres soldados, gracias también. Su sacrificio no pasa desapercibido. Se necesita un inmenso coraje para ser la pareja de un soldado y mantenerse fuerte ante las prolongadas ausencias por despliegues, frecuentes traslados y separación física de familia y amigos. Pero es su fortaleza en la que soldados, aviadores, marineros y guardacostas fortalecen su esperanza de volver sano y salvo. Estamos en deuda con ustedes por siempre.

El Presidente Obama lo dijo muy bien durante su discurso a la nación: “Seremos implacables en defensa de nuestros ciudadanos, amigos y aliados. Seremos fieles a los valores que nos hacen lo que somos. Y en noches como ésta, podemos decir a las familias que perdieron seres queridos por el terror de al-Qaeda: Se ha hecho justicia”.

En esta profundamente gratificante coyuntura de la historia, reflexionemos sobre lo apropiado de este acto de justicia, y sobre los hombres y mujeres militares que lo han hecho posible.

arriba